lunes, 13 de septiembre de 2010

Stopped believin': abandonando Glee

Cuando ví el piloto anticipé que iba a ser mi pequeño placer culpable del verano. Pero me equivocaba. Según iba avanzando la trama y la vida dentro del instituto me aburrían cada vez más. Si Glee me conquistó con ese número musical del final del piloto, ese "Don't stop believin'" que hizo que pasara por alto la trama llena de topicazos de instituto americano, sus números musicales no han sido suficientes para hacer que pase de la primera mitad de la temporada. Y eso que dicen que es la segunda mitad la que es un poco más aburrida... No puedo soportar más la cara de Rachel, que hace que me den ganas de estrangularla cada vez que habla, ni que cada cosa que les pase o que digan sea más tópica que la anterior (si es que eso es posible).

Así que abandono. Paso de personajes increíblemente estereotipados, planos, de una serie que no engancha, que cada vez hace más aguas y que no sabe suplir sus carencias. Las tramas están hechas para dar pie a las actuaciones, sí, pero ni siquiera estas llegan a salvar la serie. No me compensa seguir sufriendo para los pocos minutos de música que me gustan de cada capítulo. Para eso veo los números musicales en youtube. Y punto.
Bye bye Glee.

4 comentarios:

  1. Está claro que no te gusta Glee xD Si no te ha gustado la primera parte de la temporada pasa directamente de ella, que realmente la segunda parte es peor.

    ResponderEliminar
  2. Nada, con la cantidad de series que tengo pendientes no merece la pena que le dedique más tiempo ^^

    ResponderEliminar
  3. A mí las tramas me chirrían bastante, pero por el apartado musical y por algunos buenos momentos de unos cuantos personajes que se salvan sigo con ella.
    Pero vamos, que puedo acabar por el mismo camino que tú si la cosa sigue igual...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Bien hecho.Si la gente la sigue por la musica bajate los cds

    ResponderEliminar