jueves, 31 de diciembre de 2015

Especial fin de año (III): 12 meses, 12 series 2015

Faltan pocas horas para que se termine este 2015 y me gustaría hacer, como ya es tradición en los especiales navideños del blog, un repaso a las que han sido mis 12 series del año. Las que más me han hecho disfrutar, aquellas de las que he esperado sus nuevas temporadas con más ansias, las que me han mantenido pegada a la pantalla. De algunas ya he hablado en los especiales anteriores, así que esta vez seré breve. Empecemos.

Alaska y Mario volvió en verano a MTV España y disfruté muchísimo. Adoro a Mario Vaquerizo (sí, a Alaska también, pero Mario es lo más), a todos sus amigos y todo su ambiente. Cada capítulo de su reality se me pasa volando y me da igual que estén en Estados Unidos, en Benidorm o en Gran Vía. Yo continuaré siguiéndoles donde vayan y esperando que nos enseñen su particular visión del mundo.

CSI se cuela otro año más en mi top de series y es que ya sabéis que yo soy muy fan de los procedimentales. CSI (cualquiera de las tres franquicias, porque todavía no me he puesto con Cyber) es perfecta para esos ratos en los que no quiero pensar nada, normalmente a las horas de las comidas, y me da esa evasión tan necesaria. Disfruto viendo cómo solucionan crímenes. Este año he disfrutado, sobre todo, con CSI NY. Conocer a Mac Taylor y a su equipo me está gustando más de lo que pensaba.

Galavant es uno de mis estrenos favoritos del año. Esta comedia musical me tiene ganada y cuento las horas ya para su segunda temporada. Tanto es así que voy a dedicar mi nochevieja a un maratón de su primera temporada. No digo más. Bueno, sí. Que pasen ya los días que me siento huérfana de canciones.

De Lip Sync Battle también he hablado en mi top de estrenos del año. Es ligera, divertida y cada capítulo se pasa en un suspiro. Me ha permitido descubrir gente famosa que no conocía y vivir grandes momentos con algunos ya conocidos. Tiene un hueco preferente en mi parrilla semanal.

Rizzoli & Isles es uno de mis procedimentales favoritos. Jane y Maura están entre mis personajes del año y si me descuido pongo a toda su familia y amigos. El buen rollo que transmite, su amistad incondicional... Boston se ha convertido en uno de mis destinos seriéfilos favoritos gracias a la detective y a la forense.

Stalker ha sido la cancelación que más me ha dolido este año. Al principio no daba un duro por ella y al final la esperaba con ganas. Tengo pendiente un post hablando más extensamente de su primera temporada pero he disfrutado con este procedimental enfocado a los acosadores y a sus víctimas y con muchos secretos que descubrir. Una temporada me supo a muy poco, así que este es mi pequeño homenaje.

Best Ink es, hasta el momento, mi reality de tatuajes favorito. También veo Master Ink, pero me quedo sin duda con este. Mucho mejor ambiente, me gustan más los jueces, las pruebas... Sigo a muchos de los grandes artistas que han pasado por el programa y me encantaría que volviese. No va a colar, pero por pedir que no quede.

UnREAL, esa serie veraniega que se convirtió rápidamente en una de las favoritas de Twitter. ¿Que todavía no habéis visitado Everlasting? ¿Que todavía no conocéis a Quinn? Yo ya la he nombrado en mi lista de personajes del año y he colocado la serie en los mejores estrenos. Y tengo muchas ganas de ver qué más locuras nos depara.

De Into the Badlands ya he dicho mucho. Aquí en el top de personajes, aquí en el de estrenos y en este post con spoilers dedicado a su primera temporada. Sunny, MK, Veil, The Widow... Si no vuelven con una segunda temporada me va a doler muchísimo.

Mentes Criminales sigue fiel en mi top de series del año, y es que me sigue dando grandes momentos. Aunque cambien algunos personajes su esencia sigue intacta y me encanta el giro que le dan a los casos, la forma en la que los entrelazan con las vidas del equipo... Esta temporada me está pareciendo muy interesante y me encanta que Penélope esté teniendo su protagonismo tan merecido.

El Ministerio del Tiempo es para mí la serie española del año y se nota porque también está en mis dos tops anteriores (personajes y estrenos). La ministeria ha invadido las redes sociales y en cuanto abres una de sus puertas temporales ya no hay marcha atrás. Ambientación cuidada, enormes personajes y enormes actores que los interpretan, buenos guiones... Los hermanos Olivares nos han regalado una joya y espero que podamos disfrutarla muchos, muchísimos años.

Y Vis a Vis es la que completa el top. Otra que ya ha aparecido en el top de estrenos y en el de personajes con una maravillosa Zulema. El primer capítulo me gustó, pero en cuanto seguí adentrándome en Cruz del Sur empezó todo a ir tan deprisa que un capítulo a la semana me sabía a poco. Otra apuesta arriesgada de la ficción española que se ha visto recompensada en audiencia y críticas. Yo me alegro mucho de haberle dado una oportunidad a pesar de mis reticencias.

Ya se puede ver enseguida que la mayoría de las series aparecen en los tres tops (series, personajes y estrenos). Ha sido un año en el que he visto muchas menos series de las que me gustaría y por ello tengo menos series entre las que elegir, pero estoy muy contenta con el resultado de lo que he visto. Quizá sea poco comparado con todo lo que yo quería, pero me ha gustado y eso es lo que cuenta.

Espero que el 2016 traiga regresos, renovaciones y que disfrutemos mucho con cada serie que veamos, porque al fin y al cabo de eso se trata. De eso y de que no nos cancelen nuestras series favoritas.
Feliz 2016, devoradores de series.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Especial fin de año (II): mejores estrenos 2015

Bienvenidos al segundo especial navideño del blog. Hoy nos centramos en los mejores estrenos de este año 2015, muchos de los cuales se colarán entre mis top de series del año. Pero no adelantemos acontecimientos y vamos al lío. He visto muchos pilotos este año (como siempre) y he dejado muchas de esas series después del piloto. También hay muchas series que no he visto por falta de tiempo (como Agent Carter, Jessica Jones, Master of None...) y otras que a pesar de que quiero seguir con ellas he ido acumulando casi todos sus capítulos por la consabida falta de tiempo (Quantico, Blindspot...). Aclarado esto, vamos con los estrenos que me han conquistado. Sin ningún orden específico son estos: 



Galavant fue el primer estreno del 2015 que adoré. Esta divertida y surrealista comedia musical me ganó desde su primera canción y desde entonces no he parado de recomendarla. Es muy cortita y es genial para un maratón en estas vacaciones así que si no la has visto no sé a qué esperas. Sus 8 capítulos te sabrán a poco, pero la segunda temporada está a la vuelta de la esquina. Yo la voy a volver a ver para que la espera se haga más corta. Apunta el 4 de enero como regalo anticipado de Reyes, porque hay dos capítulos de nuestro querido Galavant.

Todavía no he terminado con UnREAL (sí, sí, me sigue faltando tiempo, necesito días de 48h) pero este estreno veraniego sobre un reality calcado a The Bachelor se ha ganado un hueco en mi lista. Quinn, la productora ejecutiva de Everlasting, aparece en mi lista de personajes de este 2015 por méritos propios. Aunque me pase cada capítulo deseando que Chet desaparezca disfruto como una enana de todo ese drama y todos los montajes para que el programa gane audiencia y sea un éxito. Una serie sobre un reality. Si te van los realities, aunque no hayas visto The Bachelor como yo, la vas a disfrutar.

Lip Sync Battle, siempre juntando gente guay

Lip Sync Battle es uno de mis happy places este año. Una batalla de playback entre famosos. Risas aseguradas. Un buen rollo impresionante y unos capítulos de 20 minutos que se pasan volando. Anne Hathaway, Terry Crews, Taraji P. Henson, los hermanos Derek y Julianne Hough de Dancing With the Stars, The Rock... Apuntad en el calendario que el 7 de enero tenemos de vuelta las competiciones por el cinturón más salvajes y más divertidas. Y si no os apetece esperar tanto, en la MTV están echándolo un montón esta Navidad (eso sí, los números de los capítulos no corresponden con la emisión americana).

Unbreakable Kimmy Schmidt fue mi primer contacto con Netflix y nada más ver el primer capítulo me hice fan de la chica topo. Su sonrisa constante y su manera de afrontar las cosas hacen que sea imposible no cogerle cariño. Además, la serie tiene grandes personajes como Titus y Jacqueline. Cada vez que aparece Titus sé que tengo mi carcajada asegurada. Todavía recuerdo el momentazo de su videoclip musical y me río yo sola. Gracias, Netflix, por regalarnos a Kimmy.


Vis a Vis ha sido una de las sorpresas de mi temporada de series

Tengo que admitir que no cogí Vis a Vis con muchas ganas y que, de hecho, cuando empecé a verla ya había varios capítulos emitidos. Pensé que sería la adaptación española de Orange Is the New Black y eso me daba muchísima pereza. Pero ha demostrado ser muy diferente y ha brillado por méritos propios. Cruz del Sur me ha dado momentazos este año, con Zulema (que aparece en mi top de personajes del año), Saray, La Rizos... Y es que para mí lo único que comparte con OITNB es que sus dos protagonistas (Piper y Maca) no me gustan tanto como el resto. Vis a Vis tiene acción, giros, diálogos interesantes y un montón de personajes maravillosos. Es más oscura que la serie americana y se lo agradezco. En unas semanas escribiré más detalladamente sobre su primera temporada y esperemos tener fecha de estreno de la segunda pronto.

Otra española, El Ministerio del Tiempo, que no podía faltar en mi lista. Ya puse a varios de sus personajes en mi top del año y aún me hubiera gustado poner más. Como he gritado mil veces soy ministérica a tope y adoro las aventuras de esta patrulla. He vibrado con cada minuto de los capítulos, los he visto repetidos en la tele, me he visto los especiales de después, sigo las noticias de rodaje y curiosidades en internet... Estoy totalmente enganchada, sí. Viajar en el tiempo para que no cambie la historia. La premisa es sencilla y el desarrollo es espectacular. Cada personaje, cada época, cada aventura se quedan grabados en la retina del espectador. El Ministerio del Tiempo es una gran serie y se merece todo el ruido mediático que ha generado. Y lo que le queda.

De Into the Badlands acabo de hablar en este post (con spoilers) sobre la primera temporada así que no voy a repetirme mucho más. Ya echo de menos este drama de artes marciales y sigo sufriendo mientras espero que AMC la renueve por una segunda temporada. 6 capítulos me han sabido a poco.

Seguro que me han faltado por ver muchas series que otros consideran imprescindibles, pero de todas las que he visto me quedo con estos estrenos. Espero que el 2016 nos traiga muchas (y buenas) series nuevas.

jueves, 24 de diciembre de 2015

A los pies de Into the Badlands

Este lunes se emitió en USA la season finale de Into the Badlands, para mí el mejor estreno de la temporada sin duda alguna. Sólo seis capítulos que me han mantenido pegada a la pantalla como hacía mucho tiempo que no estaba, y un final de infarto que me va a tener mordiéndome las uñas hasta que llegue la segunda temporada. AMC es el canal encargado de emitirla en USA y también en España, donde nos llega con tan sólo tres días de retraso. Así que aquí os traigo mis impresiones de los seis capítulos de esta primera temporada, todavía calentito el final.

SPOILERS ENORMES A PARTIR DE AQUÍ



Normalmente no soy muy fan de las historias postapocalípticas, de cómo es el mundo después de que el conocemos se haya ido a la mierda. Pero esta ocasión es muy diferente porque me he enganchado sin remedio y ya no soy capaz de salir de las Badlands o Tierras Baldías. Desde el momento uno nos da lo que promete: acción a raudales, muchas artes marciales, guerra entre territorios y sus Barones, conflicto de intereses y muchos secretos y traiciones entre los personajes.

Sunny, ese guerrero chachi que tenía la vida hecha y que se limitaba a ser el más letal de todos los Clippers, se encuentra con un chaval delgaducho que no parece gran cosa y que resulta que le va a dar muchos más quebraderos de cabeza que el hijo suyo que espera Veil. Casi nada. Y es que M.K. (alias "Ojos negros") nos gana al principio con su apariencia de chico desvalido que sólo quiere volver a casa y que echa de menos a su madre, pero en cuanto sangra se vuelve una bestia parda y es todavía más letal que Sunny. Tela. Añadimos a la mezcla a una curandera de la que Sunny está totalmente enamorado y a la que ha dejado embarazada, algo peligroso porque los Clippers no pueden tener familia, un Baron que está como una cabra porque le crece un tumor en la cabeza, su futura esposa que estoy segura de que se ha envenenado ella solita en este último capítulo, su primera esposa que es una intrigante, su hijo que es un inútil y no le importa vender a su padre por cuatro duros... ¿Suficiente? Qué va. El resto de los Barones también quieren participar. Está el pobre Baron negro al que su Regente, la ex de Sunny por cierto, quiere matar para ocupar su lugar. Y luego está una Baronesa, The Widow. La Viuda. Que me tiene encantada desde el minuto uno. 

Y aunque parecía que la serie iba a ir sólo de Sunny y de su intento por sacar a Veil y a M.K. consigo de las Badlands me ha gustado descubrir que es una serie mucho más coral y que vemos todas las intrigas de la familia de Quinn (que se las ha apañado para que le coja mucho, muchísimo asco desde el principio) y de sus esposas, y todos los planes de La Viuda para hacer del mundo de mierda ese que tienen un sitio un poco mejor, donde las mujeres no sean tratadas como basura. Hay que reconocer que su discurso tiene gancho y no me extraña que esté consiguiendo tantos adeptos. Todas esas mujeres a las que ha salvado, sus Mariposas, tienen muchos motivos para seguirla hasta el final y matar y morir por ella. No como los Clippers de Quinn, que es malo malísimo hasta con quienes deben protegerle. Sí, tengo debilidad por Minerva, que se ha ganado con mucho esfuerzo una posición de hombre y que es una luchadora excepcional. Si eres fan de las mujeres que patean culos sin esfuerzo, La Viuda te va a encantar.


Y no, no me olvido de Sunny. Es verdad que se le coge cariño. Y el pobre, que se ha pasado seis capítulos dándolo todo para sacar a su novia embarazada y al niño raro que se ha encontrado por ahí, acaba hecho mierda después de que unos monjes le peguen la paliza de su vida. Y encima se llevan a M.K. para vete tú a saber qué. Y Veil desaparecida, que llega ya cuando no hay nada que hacer. Al menos Sunny ha podido cargarse a Quinn (no veáis cómo lo he disfrutado), y espero que para siempre porque no soportaría verle de nuevo la cara. El que se ha librado de momento es Ryder... Veremos cómo se las apaña el niño mimado para salir adelante sin sus padres. Fijo que se lía con Jade, porque mucho que si va a ser su futura madrastra pero eso no le impide meterse en su cama.

Yo no necesito más razones para ver adorar la serie

Yo necesito que AMC confirme ya que habrá una segunda temporada. Aunque yo ya confío en que sean razonables y la renueven porque si no me da un chungo con ese final. Yo necesito saber qué va a ser de Veil y su bebé, ahí abandonados en un terreno sin Baron (bueno, igual Ryder soluciona eso rápido), de Sunny prisionero de un rey extraño que le quiere intercambiar por a saber qué, de M.K. secuestrado por monjes con los ojos como los suyos, de Jade que ahora puede ser Baronesa, de Lydia que parece haber cambiado pero seguro que sigue siendo igual de mala aunque ahora vaya de espiritual con su padre, y sobre todo de La Viuda, de Tilda y del resto de sus Mariposas. Necesito más. Acabad con mi sufrimiento ya y renovadla. Porque si no os mandaré a La Viuda a que negocie ella, que se le da genial.




lunes, 21 de diciembre de 2015

Especial fin de año (I): mis personajes del año 2015

Este año he querido retomar los especiales navideños del blog, y aunque más adelante haré mi ya traidicional "12 meses, 12 series", he querido empezar recordando a mis personajes favoritos de entre todos los que me han acompañado este 2015. Algunos lo llevan haciendo todo el año (y desde años anteriores) y son ya viejas amistades, otros se han incorporado este año y nos acabamos de conocer. Algunos incluso acaban de aterrizar en mi vida estas últimas semanas, pero me han llegado tanto que no he podido dejar de incluirlos. Sin ningún orden en especial, vamos allá.


Miss Piggy (The Muppets). The Muppets ha sido para mí como si me trajesen de vuelta gran parte de mi infancia adaptada a una persona adulta. 20 minutos de buen rollo en los que destaca Piggy, gran estrella de su propio talk show y de la nueva serie de los teleñecos. Todo gira en torno a ella, esa histérica, insoportable, egoísta y no pocas veces cruel presentadora, ahora ex novia de la rana Gustavo (o Kermit, su nombre en inglés al que, por cierto, todavía me cuesta acostumbrarme). Sin ella y sus momentazos no habría The Muppets

The Widow (Into the Badlands). Desde que aparece en el primer capítulo, Minerva, más conocida como The Widow o La Viuda, demuestra ser una Baronesa al nivel del resto de Barones de las Badlands. Domina las artes marciales, es una gran estratega y está dispuesta a cualquier cosa con tal de hacerse respetar. No soporta que se le haga de menos sólo por ser mujer y ha entrenado un ejército de chicas que han convertido las mariposas en un símbolo mortal. No he podido evitar cogerle cierto aprecio, sobre todo porque compartimos manía por Quinn. Para mí es sin duda el mejor personaje de la serie, al menos en esta primera temporada.

Laura Diamond (The Mysteries of Laura). La despistada Laura Diamond no tiene mucho que ver con nuestra Laura Lebrel. Pero llevo ya dos temporadas con ella y nos hemos cogido cariño. Sus gemelos, su capacidad de darme una dosis semanal de buen rollo y las frases que tiene le han asegurado su puesto en la lista. Laura Diamond no es una superdetective, tiene dudas, errores y no se le da nada bien obedecer órdenes. Pero ha sabido ganarse un hueco en mi limitada parrilla semanal y me gusta ver cómo va resolviendo casos mientras su vida sigue igual de desastre.

Velázquez, Irene Larra y Alonso de Entrerríos (El Ministerio del Tiempo). Y todos los que me dejo. Pero me propuse poner tres de máximo y aquí están. Velázquez, que nos supo a poco desde el principio y del que siempre pedíamos más y más apariciones en Twitter. El retratista robot del Ministerio del Tiempo y gran admirador de Picasso. Su encuentro fue genial. Irene Larra, una agente que consigue ser admirada en cuanto la conoces. Su personaje nos ha dado algunos de los mejores momentos y de las mejores tramas de la primera temporada (que no nombraré para no hacer spoiler). Y Alonso de Entrerríos... qué decir de él. Desde ese "¿Quién demonios es Alatriste?" pasando por toda su historia con Blanca y todas las frases geniales al descubrir el siglo XXI, Alonso es el que más rápido se ha ganado el cariño de los ministéricos. Tengo muchísimas ganas de verle de nuevo.

Jane Rizzoli y Maura Isles (Rizzoli&Isles). Esta detective y esta forense de Boston llevan ya seis temporadas acompañándome y lo harán hasta que la serie termine. Es uno de mis happy places, la amistad entre ellas, la familia de Jane, todo el equipo de la comisaría... Me encanta seguir semana a semana las aventuras de estas dos. Me encanta ver a Maura teniendo novios a pesar de que al principio de la serie ella habría jurado que no tendría. Me encanta ver a Jane equivocándose, arriesgándose y apoyándose en su familia para todo. Y espero poder verlo durante mucho tiempo más.

Zulema (Vis a Vis). La mala malísima de la española Vis a Vis me tiene cautivada desde el minuto uno. Calculadora, fría y con los ovarios bien puestos, Zulema es capaz de hacer lo que sea con tal de lograr su objetivo: escapar de Cruz del Sur. Nada se interpone entre ella y lo que quiere y me fascina cada vez que aparece en escena. Puede que tenga algo que ver con que está como una cabra y no tiene nada que perder, porque ni siquiera le importa cómo quede su propio cuerpo en el proceso. Ella sólo piensa en salir de la cárcel. Y si no la conocéis no tardéis, que os va a encantar. Es un placer amarla y odiarla al mismo tiempo.

Quinn (UnREAL).Quinn King, para mí, es UnREAL. Y Everlasting, claro. La productora ejecutiva del reality de citas no se detiene ante nada para subir las audiencias y me fascina ver cómo se salta alegremente límites que al resto nos darían qué pensar. Su lío con Chet nos hace ver su lado más humano, nos la muestra enfadada, triste, dolorida. Quinn no es sólo una productora que vendería a su madre por buenos ratings y hace que el resto de trabajadores del programa bailen a su son. Quinn además es humana y eso hace que valga mucho más.

Mario Vaquerizo (Alaska y Mario). Mario Vaquerizo, que aunque no es un personaje de ficción se ha ganado de sobra el derecho a estar en esta lista, me ha dado muchos grandes momentos con el reality que tiene en MTV junto con su mujer Alaska. A Mario o le amas o le odias, no suele haber término medio, y yo soy de las primeras. Sus grandes frases, su manera de reaccionar y de ver la vida, de explicar las cosas, esa locura que le pone a la vida y que contrasta con la tranquilidad de Alaska, todo eso es lo que ha hecho de Mario Vaquerizo todo un showman que mucha gente ha descubierto gracias a "Alaska y Mario", que lleva ya cuatro temporadas emitidas. Y que sean muchas más, porque mi vida no sería la misma si no puedo disfrutar un poco de las locuras de Mario un ratito todos los veranos y reírme a carcajadas con él.

Phil Dunphy (Modern Family). A pesar de todo, Phil es un padrazo. Que tiene ideas de bombero retirado, sí. Pero es cierto que se desvive por los suyos, que intentará cualquier locura por hacer feliz a Claire o a sus hijos. Y admitámoslo, sus locuras le dan mucha vida a la serie. El momento aldea de patos en esta séptima temporada casi me salta las lágrimas de la risa. Y los consejos que suelta a lo largo de toda la serie y que recopila cuando Haley se va a la universidad... Ay, esos consejos son oro puro.

Y he decidido dejarlo aquí porque en algún momento tenía que poner el límite. Todos ellos me acompañarán (o al menos eso espero) en el 2016. ¿Cuáles han sido los personajes de series que han marcado vuestro año?

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Reviviendo con pilotos

Si seguís un poco este blog (o si miráis las fechas de publicación) veréis que soy un poco como el Guadiana, que aparezco y desaparezco, normalmente en función del estrés que tenga en mi vida 1.0 y tal. Y como desde que trabajo el estrés se mantiene siempre alto y apenas tengo tiempo para ver series pues pasa lo que tenía que pasar. Si no veo series no tengo material sobre el que escribir, y esta pantalla cae en el olvido. Se hará lo que se pueda, a ver si a base de un post semanal consigo reflotarlo un poquito, que el pobre se lo merece. Lleva muchos años conmigo y me resisto a dejarlo morir.


En fin, a lo que iba. Que por fin he podido sacar un rato para ver algunos de los pilotos que llevaba tiempo posponiendo y estos han sido los elegidos, y mis opiniones.



The Frankenstein Chronicles, serie a la que tenía muchas ganas (entre otras cosas por ver si Sean Bean, que hace de prota) muere como en la mayoría de sus pelis y series, o consigue salvarse en esta. Y espero que se salve porque la historia de John Marlott, detective del Londres del siglo XIX, de unos niños desaparecidos que aparecen como criaturas compuestas de trozos de cadáveres de esos niños y del monstruo que se dice que los rapta ha llamado mi atención. Se intuyen muchos misterios, muchos secretos y tengo ganas de descubrir quién es ese que juega a ser el doctor Frankenstein y qué pretende con su macabra obra. Espero que tengamos mucho que ver, porque además la ambientación es otro de sus puntos fuertes y una serie con una buena ambientación siempre se disfruta mucho más.



Into The Badlands tiene un muy buen piloto, de los que te enganchan y no te sueltan hasta que salen los títulos de crédito. Disfruté cada minuto de esta nueva serie llena de acción y artes marciales y tengo muchas ganas de ver qué le deparan las tierras baldías a Sunny, MK o los Barones. Parece avecinarse una lucha de poder y eso siempre es interesante. No sólo los golpes o las peleas llaman la atención (aunque Sunny luciéndose desde el primer momento sí que lo hace) sino que los secretos y traiciones que vamos viendo o intuyendo desde el primer momento nos piden que nos quedemos pegados a la pantalla. Yo desde luego lo voy a hacer.



Superstore es una comedia protagonizada por America Ferrera (de Ugly Betty), en la que nos sumergimos en el día a día de un supermercado con empleados a cada cual más raro. Me lo he pasado bien con los momentos y personajes absurdos del piloto y no le pido más a una comedia. Además, el final del piloto ha sido muy bueno, y parece que les cogeremos cariño a los personajes. Lo cierto es que no me esperaba mucho de ella y al final me ha entretenido bastante tanto el primer capítulo como el segundo. Veremos qué tal le sientan los siguientes capítulos y si siguen explotando bien a los personajes.


Telenovela es... Bueno, se supone que es una comedia. Aunque a mí no me haya hecho gracia en absoluto. Quizá sea porque las telenovelas y los dramas tan intensos nunca me han gustado, y una comedia ambientada en el rodaje de una de ellas tampoco tenía mucha pinta de que me fuese a gustar. Por mucha Eva Longoria que saliese (sí, echo un poquito de menos Mujeres Desesperadas). En fin, una que ha cumplido lo que me esperaba de ella. A por otra cosa.

No está mal el balance. Aunque con algo de retraso (como siempre) he visto cuatro pilotos y me quedo con tres de estas series. Veremos cómo siguen las próximas semanas.

sábado, 7 de febrero de 2015

Babadook, el primer fiasco del año

Anoche ví una película que llevaba esperando poder ver desde su estreno en España, Babadook. Y lamentablemente tengo que decir que fue el primer gran fiasco peliculero del año. Me desquició hasta el final y cuando terminó y tuve que pensar en qué nota le ponía en la web de Trakt.tv no pude siquiera darle un 5. Se queda en el 4. 

Si no la has visto y no quieres spoilearte, no sigas leyendo después de esta imagen.



La palabra que mejor definiría para mí la película es rara. Desde el principio te sumerge en una atmósfera rara, inquietante, que te condiciona para el resto de la trama. Empezamos conociendo a Amelia, que perdió a su marido cuando este la llevaba al hospital a dar a luz a su hijo Samuel hace casi siete años. Y por supuesto ninguno de los dos ha superado la muerte del padre. Ella está desquiciada desde el minuto uno y la verdad es que no me extrañó nada porque la criatura es totalmente inaguantable. Se coge unas rabietas por todo impresionantes: llora, grita, patalea... y además está empeñado en que hay monstruos acechando. Como Babadook, monstruo que ambos ven en un libro que aparece misteriosamente en su casa y enseguida Samuel dice que ese es el monstruo con el que él sueña. Aunque la madre intenta deshacerse del libro este vuelve y vuelve, llegando incluso a cambiar sus ilustraciones originales por dibujos en los que se ve a Babadook acechando a la madre y a esta matando a su perro y a su hijo. El niño empieza a desquiciarse más que la madre e incluso se vuelve violento, y cuando ella consigue medicarle y que empiece a calmarse Babadook la acecha a ella y es ella la que empieza a ponerse violenta e impredecible.

El dichoso niño en una de sus pataletas

Y todo esto después de ya una hora en la que yo estaba más desquiciada que la madre, cansada de ella y del niño y deseando que llegase Babadook a comérselos a los dos, y por fin empezaron a pasar cosas. Cosas que no son suficientes para compensar lo aburrido que me pareció todo lo anterior y que llevan a un final que me dejó con cara de idiota. Resulta que después de todo sólo necesitaban plantarle cara a Babadook para echarle. Pero no se va del todo, sino que se queda en el sótano y, alucina, se lo quedan como una especie de mascota a la que dan incluso de comer los gusanos que recogen del jardín. ¿¿¿Pero qué mierda de final es este???

Así que después de hora y media aguantando a unos protagonistas que me cayeron peor que mal me sentí timada con ese final. Espero que la próxima película de terror que vea me quite un poco ese mal sabor de boca que me dejó esta historia australiana.

Este es el final que de verdad me hubiera gustado

sábado, 31 de enero de 2015

Más pilotos de midseason

Aunque no me he tenido que enfrentar con la lluvia de pilotos de otras ocasiones, me ha costado encontrar algo de tiempo para echarle un ojo a los pilotos que nos ha traído la segunda mitad de enero. He visto tres, de los cuales sólo me quedaré uno, la única comedia. Casi que me alegro de que no me haya gustado ninguno más de esta tanda porque así ahorro espacio de la lista de series que veo o quiero ver. Os cuento brevemente qué tal con Backstrom, Man Seeking Woman y Fortitude.

Backstrom es un procedimental sobre un policía que a pesar de ser muy bueno en lo suyo es un completo idiota. Backstrom, el poli que da nombre a la serie, tiene un sentido del humor muy peculiar y es verdad que es difícil de aguantar, no hay más que fijarse en sus compañeros. Todo eso ha hecho que el piloto no me haya gustado, no por el caso, no por el reparto, sino por el protagonista. No puedo con él, no le aguanto. Así que no pierdo más el tiempo, y a otra cosa.






Man Seeking Woman es el piloto más raro que he visto en mucho, muchísimo tiempo. Es una comedia gamberra, muy especial y que o te encanta o la odias. No creo que haya término medio. A mí me ha encantado. Un chico rompe con su novia desde hace años y se ve obligado a tener citas de nuevo para conocer a otras chicas. Ya la primera que tiene nos dice cómo va a ser el resto de la serie: su hermana le organiza una cita a ciegas con una mujer troll. Sí, así como suena, y él es el único al que le parece raro. A partir de ahí todo se desmadra y aunque algunas bromas me ha parecido que duraban demasiado la verdad es que el piloto me ha gustado muchísimo, me parece un soplo de aire fresco comparado con muchos de los pilotos de esta temporada o de la anterior. Y ha hecho que me la quede sólo por tener garantizados esos 20 minutos delirantes todas las semanas.



Fortitude, ese pueblo ártico y aburrido en el que nunca pasa nada hasta que tienen que enfrentarse a un asesinato, me ha dejado más fría que sus paisajes, que por cierto lo único que me ha gustado. El piloto me ha dejado confundida desde el principio, no me gustan los personajes, la trama... así que no tiene mucho sentido seguir con ella. Nuestros caminos se terminan aquí porque no me importa lo más mínimo lo que pase en este pueblo.

miércoles, 21 de enero de 2015

El fascinante mundo de Indisious

Insidious se convirtió en la primera película de terror que ví dos veces en el cine. Bueno, yo creo que la primera película de cualquier género que ví dos veces en el cine, punto. Me gustó tanto que todavía la ví al menos un par de veces más cuando salió en DVD y por supuesto cuando salió su segunda parte (Insidious Chapter 2) también estaba ansiosa por verla. Y tengo que decir que no me decepcionó, dándome tantos buenos momentos como la primera parte.

Y a partir de aquí habrá spoilers de las películas que hicieron que pusiese a James Wan en mi lista de directores favoritos.



Tanto en la primera como en la segunda película, los protagonistas son el matrimonio formado por Josh y Renai y sus tres hijos. La historia comienza cuando, en su nueva casa, su hijo Dalton tiene un accidente y se queda en coma sin que ellos puedan hacer nada. A partir de ese momento empiezan a pasar cosas extrañas, como podíamos esperar, y se ven acosados por entes a los que no son capaces de hacer frente. La madre de Josh, Lorraine, habla de un sueño en el que ha visto un demonio que quiere el cuerpo de Dalton y se pone en contacto con una amiga suya que se enfrenta a este tipo de situaciones, Elise. Ella averigua que aunque el cuerpo de Dalton está en su cama, él está perdido en un viaje astral, habilidad que heredó de su padre. La historia del padre y el espíritu de la anciana que le aterrorizaba cuando era niño son de lo mejor de la película, y me gustó mucho cuando Josh, en pleno viaje astral para recuperar a su hijo, se enfrenta con ella y le grita que no tiene miedo. Y me gustó todavía más el final, cuando vemos que el espíritu de esa anciana ha poseído a Josh y se ha venido a esta dimensión, aunque para eso tengamos que ver cómo mata a Elise.

Sabía que después de ese final habría segunda parte y así fue, así que en Insidious Chapter 2 descubrimos el secreto del fantasma de la anciana que apareció en la infancia de Josh. Todo el embrollo que montan para desliar esa historia y descubrir que la anciana no era ni más ni menos que un asesino en serie que mataba mujeres vestido de anciana, manipulado por una madre capaz de rivalizar con la de la película Psicosis. A pesar de que me hubiera gustado que saliese Elise, su espíritu ayudó mucho y por el final de la película sabemos que será ella en su versión fantasmal la que ayude a sus asistentes con el caso que ocupará la tercera parte, que se supone tendrá que ver con ese final en el que nos dan a entender que será una adolescente la que sufrirá el acoso de los seres sobrenaturales.

Como digo, ambas películas me gustaron muchísimo y espero que la tercera parte también lo haga, aunque no sé si el que no tenga mucha relación con las otras dos películas le perjudicará o no. Me encanta la atmósfera de las dos películas, me pone los pelos de punta y todas las criaturas raras que aparecen lo hacen a lo grande, dando unos buenos sustos. Además dan un mal rollito impresionante, y a mí eso me encanta.

Joder con la anciana... Me sigue dando cosita verla

Para mí, la saga de Insidious es imprescindible si te gustan las películas de terror y espero que esa opinón se refuerce este verano con el estreno de Insidious Chapter 3.

jueves, 15 de enero de 2015

Pilotos de midseason: primera tanda

De nuevo es temporada de estreno de pilotos y ni loca me había planteado verlos todos (menos mal). Hice una primera selección con los que me llamaron la atención e incluso alguno de esos se ha caído por el camino antes de llegar a darle al play. Estos son los que he visto hasta hoy. Balance favorable, me quedo 3 de 5, que creo que no está nada mal. A ver cómo van evolucionando las que me quedo y si sigo con ellas o acabo abandonándolas, veremos según vayan pasando los capítulos. De momento esta es mi impresión de estos 5 pilotos:

Galavant es una comedia musical ambientada en la Edad Media que ya se coló en mi lista sólo con saber que Alan Menken estaba detrás de sus canciones. Los capítulos son sólo de 22 minutos y el piloto empieza, como no podía ser de otra manera, con una canción de 2 minutos que a mí ya me tenía conquistada cuando terminó. Tiene un montón de clichés de cuentos de hadas y aunque no siempre los chistes funcionen como los guionistas esperan en general ha sido un buen piloto para una serie de comedia. Tenía mis reticencias con la parte musical, que a la vez era la que me empujaba a verla y es la que la hace diferente, y no me ha decepcionado en absoluto. Serán sólo 8 episodios, dos cada lunes, pero creo que me va a dar unas cuantas carcajadas y buenos momentos.


Me da un poco de pena decir esto, pero Empire es un sí pero no. Un culebrón de negros que tienen una compañía discografía y son mazo chungos. Los tres hijos del gran magnate y ex cantante quieren liderar la compañía y la verdad es que no me apetece mucho ver cómo se despedazan entre ellos cuando la única que me gusta es Cookie, la madre de los tres aspirantes a jefes y ex mujer del famoso jefe. Ah, y ex presidiaria también. Es un gran personaje pero el resto de las tramas me dan bastante igual y el piloto en general no me ha dado ni frío ni calor, así que esta de momento se queda fuera de mi parrilla semanal, que tengo mucho que ver y poco tiempo para hacerlo.



Hindsight trata sobre Becca, una chica a punto de casarse por segunda vez que se pregunta si las decisiones que tomó en el pasado (su primer matrimonio, el no hablarse con su mejor amiga...) fueron las mejores. El día de antes de la boda se queda atrapada en un ascensor y cuando despierta lo hace en 1995, la mañana de su boda con Sean, su guapo y temperamental primer marido. Es su oportunidad para cambiar las cosas pero ¿tomará las mismas decisiones sabiendo lo que sabe sobre el futuro? ¿Se equivocará cambiando las cosas? Me parece un buen punto de partida y el piloto me ha gustado, así que en un principio seguiré con ella. Tengo curiosidad y quiero ver qué hace Becca con su pasado, y si lo hace de la misma forma divertida que en el piloto.



Togetherness me ha parecido una comedia del montón. Apenas me ha hecho gracia el piloto, salvo alguna escena ya casi al final (el momento chimpancé y el momento papel higiénico sí han sido buenos, pero el resto no tenían nada destacable), y los protagonistas tampoco me han enganchado lo suficiente como para querer quedármela. Estos treintañeros y sus vaivenes emocionales no me llaman lo suficiente así que de momento se quedan fuera. Si veo que mejora mucho ya me plantearé darle otra oportunidad.






Y para finalizar la ronda de pilotos he visto el de Eye Candy, un procedimental de la MTV sobre una hacker ciberacosada por un asesino en serie, con secuestros y asesinatos incluidos. Y oye, me ha gustado y todo. El piloto se me ha pasado volando y ha conseguido dejarme intrigada y con ganas de ver el segundo capítulo. Me vale con que siga siendo igual de entretenida y sigan pasando un montón de cosas. La verdad es que hacía tiempo que una serie de esta cadena no me llamaba tanto y me alegro, porque tiene ingredientes de los que me gustan y puede que acabe siendo un buen estreno. El tiempo dirá.

miércoles, 7 de enero de 2015

Especial fin de año: 12 meses, 12 series 2014

Lo primero de todo: ¡feliz 2015 lleno de series! Después de 3 meses desaparecida en combate sin tiempo ni ganas para ver apenas series vuelvo a la carga por enésima vez para intentar sacar al menos un post semanal. Y empiezo con este especial de fin de fin de año que por primera vez no publico en diciembre sino en enero, pero en el que como siempre traigo las 12 series que han marcado mi 2014. Allá vamos, sin ningún orden en particular, eso sí:


1. Sleepy Hollow. Aunque no lleve al día su segunda temporada (de momento) la primera me encantó (review aquí). Me dí un maratón considerable y la recta final me dejó mordiéndome las uñas y con muchas, muchísimas ganas de más. Ichabod y Abbie se merecen estar en esta lista por derecho propio porque han hecho que tenga muchas ganas de seguir descubriendo los misterios de Sleepy Hollow y me dieron muy buenos ratos que espero que se repitan cuando haga maratón de la segunda temporada.






2. CSI y CSI Miami. Tanto Grissom como Horatio y sus respectivos equipos se han convertido en acompañantes perfectos para acompañar las horas de comidas y cenas y para que estas se hagan menos aburridas. Aunque al principio no le cogía mucho el punto a los de Miami últimamente con su segunda temporada me van gustando más, ¿será porque allí siempre parece verano y aquí hace un frío tremendo? En cualquier caso, Las Vegas y Miami han sido destinos recurrentes durante el año 2014 así que aquí están.

3. Cold Case. El otro gran procedimental que me ha acompañado durante el año pasado. Me he dado un maratón de Lily Rush y sus compañeros y les he visto resolver asesinatos con casi un siglo de antigüedad. Me he dado un gran maratón (ya voy por su 5ª temporada) y si he bajado el ritmo es porque no quiero que se me acabe tan pronto. En este post hablé sobre lo mucho que me gustó su primera temporada.





4. Dancing With the Stars. Tenía que estar en esta lista porque este ha sido el año en el que he descubierto este reality de baile y en el que me he enamorado de él a través de su temporada 18, que disfruté como una enana. Tanto que quiero ver todas las temporadas que pueda, incluida la 19 (última que se ha emitido) y que se me acumuló a lo tonto por falta de tiempo. Me da igual que ya sepa quién fue la pareja ganadora de la última edición, o de la 17 que también veré pronto, porque viendo algunas de las coreos y del buen rollo que desprende el programa eso no cuenta.




5. Stalker. Esta serie ha sido un descubrimiento muy reciente, tanto que todavía no se ha terminado de emitir su primera temporada, pero junto con The Mysteries of Laura ha sido la que esperaba cada semana con más ganas. No se me ha acumulado ningún capítulo y los he disfrutado todos, los casos, los personajes... Además que desde el principio me gustó mucho ese mal rollo que tienen la mayoría de los acosadores y ese momento del principio de los capítulos que me recuerdan a las películas de Scream. Y esos detectives protagonistas, con sus secretos y sus lastres del pasado... Definitivamente se ha ganado a pulso su lugar en mi lista de series destacadas del año.


6. Brooklyn Nine-Nine. Para mí, la comedia revelación de la temporada pasada. He aprendido a amar cada uno de sus personajes, me he reído a carcajadas con algunos de los grandes momentos, he sentido ternura en otros, y hubiera querido tener un capítulo semanal de la serie durante todo el año. Porque me ha dado lo que ninguna otra comedia, incluida mi querida Modern Family, y ha sido capaz de no perder la forma en ningún momento. Cómo voy a disfrutar de su segunda temporada en modo maratón.




7. Castle. El final de su sexta temporada me dejó con cara de gilipollas, hablando mal y pronto (¿toda la temporada esperando para ESO?) y el principio de la séptima me decepcionó durante un par de capítulos, pero mi escritor de misterio favorito y la maravillosa Beckett consiguieron recuperarme de nuevo, y menos mal porque quitando eso ambas temporadas han tenido momentos geniales que he disfrutado muchísimo. Sólo espero que me sigan dando más de lo mismo (y que resuelvan lo que se quedó del final de la sexta temporada, que no me gusta esa trama, pero bueno).



8. Hermano Mayor. Para mí los viernes son mucho más entretenidos cuando está este programa. No me pierdo ninguno y si me pilla en casa de Jotha la diversión es doble porque comentamos el programa juntos. Pero si por casualidad me pilla fuera de casa siempre lo veo por la web, y es que me parece un gran entretenimiento. Y una gran muestra de cómo no van a ser mis hijos. Me entretiene tanto que soy capaz de quedarme viendo los capítulos repetidos que ponen después de los capítulos nuevos así que ¿cómo iba a dejarla fuera? 

9. Mentes Criminales. A pesar  la incorporación de Jennifer Love-Hewitt al equipo, que yo esperaba que no aportase nada bueno y con la que parece que me equivoqué, mis chicos siguen en plena forma y dando caza a los criminales más retorcidos que pueda imaginar.Ya escribí sobre ella recientemente aquí para hablar de su capítulo número 200, y aquí para nombrarla dentro del post sobre mis procedimentales preferidos, en el que se llevaría el primero puesto. Casi nada, ¿eh?


10. Orange is the New Black. Me incorporé tarde al fenómeno OITNB porque hasta este verano no ví su primera temporada y la segunda todavía la tengo pendiente, pero el maratón que me dí de la primera temporada me hizo disfrutar muchísimo de una serie que al principio descarté. Sí, ví el piloto y la eliminé de mi disco duro y de mi vida, porque no me gustaba nada de nada la protagonista y se me hizo un poco pesado, así que pasé de ella. Menos mal que le dí una segunda oportunidad, porque aunque sigo sin aguantar demasiado a Piper Chapman, el resto de las reclusas me han enganchado. Le dedicaré post después del maratón que haga con la segunda temporada.

11. Penny Dreadful. Es otro de mis grandes descubrimientos del 2014 y estoy esperando con muchas, muchísimas ganas la segunda temporada. Me conquistó desde el principio por la ambientación en el Londres victoriano y el hecho de tener a grandes personajes juntos, tan míticos como el doctor Frankenstein, Dorian Gray, Drácula y otros vampiros, hombres lobo... Parecía un cóctel genial y aunque me daba algo de miedo que el resultado no estuviera a la altura resulta que desde el piloto me cautivó. Muy muy recomendable. 



12. The Night Shift. Quizá no sea la mejor serie del mundo, pero a mí estos médicos del turno de noche en urgencias que empezaron su andadura este verano me gustaron y, sobre todo, me entretuvieron muchísimo. Quizá los destaqué más porque en verano no hubo gran cosa que mereciese la pena entre las series nuevas, pero el caso es que esta me dio lo que busco en un procedimental. Buenos casos y buenos personajes, sin más, y una historia de fondo de algunos de ellos que nos haga querer saber más y más. Su segunda temporada no tardará en estrenarse y veremos si mantiene el ritmo y sigue entreteniendo como hizo su cortísima temporada veraniega.