lunes, 28 de diciembre de 2015

Especial fin de año (II): mejores estrenos 2015

Bienvenidos al segundo especial navideño del blog. Hoy nos centramos en los mejores estrenos de este año 2015, muchos de los cuales se colarán entre mis top de series del año. Pero no adelantemos acontecimientos y vamos al lío. He visto muchos pilotos este año (como siempre) y he dejado muchas de esas series después del piloto. También hay muchas series que no he visto por falta de tiempo (como Agent Carter, Jessica Jones, Master of None...) y otras que a pesar de que quiero seguir con ellas he ido acumulando casi todos sus capítulos por la consabida falta de tiempo (Quantico, Blindspot...). Aclarado esto, vamos con los estrenos que me han conquistado. Sin ningún orden específico son estos: 



Galavant fue el primer estreno del 2015 que adoré. Esta divertida y surrealista comedia musical me ganó desde su primera canción y desde entonces no he parado de recomendarla. Es muy cortita y es genial para un maratón en estas vacaciones así que si no la has visto no sé a qué esperas. Sus 8 capítulos te sabrán a poco, pero la segunda temporada está a la vuelta de la esquina. Yo la voy a volver a ver para que la espera se haga más corta. Apunta el 4 de enero como regalo anticipado de Reyes, porque hay dos capítulos de nuestro querido Galavant.

Todavía no he terminado con UnREAL (sí, sí, me sigue faltando tiempo, necesito días de 48h) pero este estreno veraniego sobre un reality calcado a The Bachelor se ha ganado un hueco en mi lista. Quinn, la productora ejecutiva de Everlasting, aparece en mi lista de personajes de este 2015 por méritos propios. Aunque me pase cada capítulo deseando que Chet desaparezca disfruto como una enana de todo ese drama y todos los montajes para que el programa gane audiencia y sea un éxito. Una serie sobre un reality. Si te van los realities, aunque no hayas visto The Bachelor como yo, la vas a disfrutar.

Lip Sync Battle, siempre juntando gente guay

Lip Sync Battle es uno de mis happy places este año. Una batalla de playback entre famosos. Risas aseguradas. Un buen rollo impresionante y unos capítulos de 20 minutos que se pasan volando. Anne Hathaway, Terry Crews, Taraji P. Henson, los hermanos Derek y Julianne Hough de Dancing With the Stars, The Rock... Apuntad en el calendario que el 7 de enero tenemos de vuelta las competiciones por el cinturón más salvajes y más divertidas. Y si no os apetece esperar tanto, en la MTV están echándolo un montón esta Navidad (eso sí, los números de los capítulos no corresponden con la emisión americana).

Unbreakable Kimmy Schmidt fue mi primer contacto con Netflix y nada más ver el primer capítulo me hice fan de la chica topo. Su sonrisa constante y su manera de afrontar las cosas hacen que sea imposible no cogerle cariño. Además, la serie tiene grandes personajes como Titus y Jacqueline. Cada vez que aparece Titus sé que tengo mi carcajada asegurada. Todavía recuerdo el momentazo de su videoclip musical y me río yo sola. Gracias, Netflix, por regalarnos a Kimmy.


Vis a Vis ha sido una de las sorpresas de mi temporada de series

Tengo que admitir que no cogí Vis a Vis con muchas ganas y que, de hecho, cuando empecé a verla ya había varios capítulos emitidos. Pensé que sería la adaptación española de Orange Is the New Black y eso me daba muchísima pereza. Pero ha demostrado ser muy diferente y ha brillado por méritos propios. Cruz del Sur me ha dado momentazos este año, con Zulema (que aparece en mi top de personajes del año), Saray, La Rizos... Y es que para mí lo único que comparte con OITNB es que sus dos protagonistas (Piper y Maca) no me gustan tanto como el resto. Vis a Vis tiene acción, giros, diálogos interesantes y un montón de personajes maravillosos. Es más oscura que la serie americana y se lo agradezco. En unas semanas escribiré más detalladamente sobre su primera temporada y esperemos tener fecha de estreno de la segunda pronto.

Otra española, El Ministerio del Tiempo, que no podía faltar en mi lista. Ya puse a varios de sus personajes en mi top del año y aún me hubiera gustado poner más. Como he gritado mil veces soy ministérica a tope y adoro las aventuras de esta patrulla. He vibrado con cada minuto de los capítulos, los he visto repetidos en la tele, me he visto los especiales de después, sigo las noticias de rodaje y curiosidades en internet... Estoy totalmente enganchada, sí. Viajar en el tiempo para que no cambie la historia. La premisa es sencilla y el desarrollo es espectacular. Cada personaje, cada época, cada aventura se quedan grabados en la retina del espectador. El Ministerio del Tiempo es una gran serie y se merece todo el ruido mediático que ha generado. Y lo que le queda.

De Into the Badlands acabo de hablar en este post (con spoilers) sobre la primera temporada así que no voy a repetirme mucho más. Ya echo de menos este drama de artes marciales y sigo sufriendo mientras espero que AMC la renueve por una segunda temporada. 6 capítulos me han sabido a poco.

Seguro que me han faltado por ver muchas series que otros consideran imprescindibles, pero de todas las que he visto me quedo con estos estrenos. Espero que el 2016 nos traiga muchas (y buenas) series nuevas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario