martes, 21 de diciembre de 2010

De serie en serie con Yorch, de Yorchseries

Hoy os dejo una nueva aportación a este rinconcito en la sección "De serie en serie". Esta viene de la mano de Yorch, blogger imprescindible de Yorchseries, twitter y, por supuesto, devorador de series. Es uno de los seriéfilos de cuyo criterio me fío a la hora de escoger mis series, así que ya sabéis, viene recomendado.

Yorch nos habla de Shameless, una comedia británica desconocida para muchos (entre los cuales me incluyo). Me gusta, así que me la apunto. Gracias por acercarnos un poco más Shameless ^^



Hace una semana o así Ishtar preguntó que quien se ofrecía para participar en una de la secciones de su blog, consistente en que otro bloguero seriéfilo deje su firma en forma de entrada en “En mi pantalla”. Así que acepto la invitación y allá voy…

Tenía dudas sobre qué serie elegir, pero al final me he acabado decantando por la que más me hace disfrutar a día de hoy (con permiso de Friday Night Lights).

Shameless es una comedia británica, con 7 temporadas ya en su haber y que pronto (a principios de Enero) verá la luz en su versión americana.

Tiene todos los ingredientes para ser un dramón de los de musiquilla melancólica de fondo, pero lo que realmente vemos es una comedia gamberra en la que todos (o casi todos) los personajes te acaban conquistando.

La familia protagonista se apellida Gallagher (como los Oasis, incluso hay uno que se llama Liam...) y no es nada común, al menos no lo que solemos ver en TV.

Frank es el “padre”, lo pongo entre comillas porque se puede decir que no ejerce mucho su función, va totalmente a lo suyo, con sus borracheras y sus discursos extraños. Un horror de padre, al que se le acaba teniendo un cariño enorme a pesar de sus enormes defectos. La madre desapareció, dejando a cinco hijos, cuidados por Fiona, la hermana mayor.

La familia (y sus vecinos también) te meten de lleno en la vorágine de un barrio marginal, con su bar donde ahogar las penas e historias para todos los gustos. Te muestran cómo sobrevivir con muy poco dinero pero con mucha imaginación.

A lo largo de las temporadas, ves crecer a los hijos, te enamoras de secundarios enormes (mención especial a Micky Maguire y Lillian) y cuando te das cuenta, te has ventilado casi todo lo emitido.

Seguramente muchos comencéis a verla con su versión USA, pero yo no puedo dejar de recomendar la original.

4 comentarios:

  1. Tengo la primera temporada en mi disco duro desde hace años, pero nunca me he decidido a ponerme con ella, y es raro porque siempre le acabo dando una oportunidad antes a series menos conocidas que otras grandes que tambien tengo pendiente.

    Muy buen artíulo, y sección ;)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Yo también me fio del criterio de Yorch (para algo es mi gemelo de blog ^^), así que le daré una oportunidad. Ahora sólo falta encontrar el cuándo, jejeje.

    Saludicos.

    ResponderEliminar
  3. Hay un par de seriéfilos que la comenta por Twitter, y me ha llamado la atención, pero no tengo tiempo y 7 temporadas echan para atrás.

    Aunque caerá, que nos conocemos.

    ResponderEliminar
  4. Espero que al menos uno o una le deis una oportunidad a esta maravilla ^^.
    Encantado de haber colaborado!

    ResponderEliminar