jueves, 24 de marzo de 2011

La grandeza de las series de época: Downton Abbey


Justificar a ambos lados

Tenía mucho hype cuando decidí empezar con Downton Abbey. Nunca había visto una serie de época y tanto leer cosas tan geniales sobre ella en los blogs hacía que tuviera un poco de
miedo a decepcionarme. Ahora lo que sé es que todo ese hype no impidió que me quedara con la boca abierta durante todo el primer capítulo, y también durante los sucesivos. No me equivoco en absoluto cuando digo que Downton Abbey no sólo es enorme, sino que es la grandeza hecha serie. Es un lujo y una joya dosificada en tan sólo 7 capítulos que te hace desear la llegada de octubre para poder seguir con las andanzas de esta familia aristócrata de principios del siglo XX (la historia comienza en 1912, con la noticia del hundimiento del Titanic).



Unos pocos detalles más, pero sin entrar en spoilers. Los Grantham son una familia noble, con una gran propiedad que es Downton. Lord y lady Grantham tienen tres hijas, Mary, Edith y Sybill. A su servicio tienen, como es normal en Inglaterra en esa época, una buena cantidad de sirvientes: Mrs.Patmore, la cocinera; Anna y Gwen, doncellas, Branston, el nuevo chófer, Carson, el mayordomo, mr.Bates, el ayuda de cámara de lord Grantham, O'Brien, la doncella de lady Grantham, Daisy, la ayudante de la cocinera, Thomas y William, los lacayos... No podemos olvidarnos de otros tres personajes importantes: la condesa viuda de Grantham, que es la madre de lord Grantham, Mathew y su madre, primos de este... Todos y cada uno de estos personajes está magistralmente interpretado. Y tengo que mencionar particularmente a Maggie Smith como la condesa viuda de Grantham, porque si los demás están estupendos, ella está sobresaliente. El ambiente tan cuidado, la historia rica en detalles y la interpretación fabulosa de unos personajes bien definidos hace que toda la serie se nos pase en un abrir y cerrar de ojos mientras disfrutamos de la coreografía impecable que son estos 7 capítulos.

Para mi gusto ni sobra ni falta ningún detalle, y es que los ingleses nos están acostumbrando a unas series redondas, a las que la única "pega" que podemos ponerle es la corta duración de sus temporadas. Aunque, pensándolo bien, casi prefiero esta impecable resolución en pocos capítulos que una temporada de 24 capítulos que flojee a partes, como algunas del otro lado del charco. A partir de ahora prometo tener mucha más admiración y consideración hacia todas las series y miniseries inglesas, y más si son de época. Y mucho más cuando hablemos de joyas tan enormes como es esta deliciosa Downton Abbey. Larga vida a las series británicas.

3 comentarios:

  1. Downton Abbey es una maravilla, toda una sorpresa para mi que nunca había visto una serie de época y sin lugar a dudas un descubrimiento con mayúsculas.

    Mi favorita es Lady Mary, pero me ha costado decidirme ya que todos los personajes son muy grandes.

    Ahora nos tocará esperar...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Nunca pensé que me gustaría tanto,para mi me engancho absolutamente en el 3º,y después del maratón que me metí la semana pasada ahora a esperar,no es justo xD

    ResponderEliminar
  3. Que grandes son todos los personajes, desde la envidiosa asquerosa de Edith, hasta la buenaza de Sybill que quieres abrazar cada vez que abre la boca xD

    ResponderEliminar