viernes, 18 de marzo de 2011

Elemental, querido Watson, pero en el s.XXI

Así es, Sherlock Holmes y su querido dr.John Watson se nos han trasladado al s.XXI. Y yo, que soy una gran fan de Sherlock Holmes desde que empecé a leer los relatos de Conan Doyle cuando era todavía una niña, pues no me podía perder qué les deparaba a estos dos grandes personajes eso de vivir en nuestros días. Así que en cuanto me enteré de que la BBC británica había hecho una miniserie de 3 capítulos llamada Sherlock tuve que bajármela. Me asustó un poco que los capítulos fueran de hora y media, así que la fui posponiendo porque no encontraba el momento de ponerme con ella. Pero esta semana ha sido un poco nefasta en cuanto a mi salud se refiere (primero una gastroenteritis y luego una infiltración en la rodilla), así que llevo reposando desde el lunes por la tarde. Era el momento para empezar con Sherlock y eso hice el martes. Y menuda gran elección hice.

[AVISO: SPOILERS DE LA PRIMERA TEMPORADA DE SHERLOCK]
Sherlock enamora, convence, apasiona y absorbe desde el primer momento. Los capítulos no se hacen largos para nada y te mantiene en tensión todo el rato. Los tres casos tienen referencias clásicas a los relatos de sir Arthur Conan Doyle, como las circunstancias del piloto "A study in pink", los personajes originales, desde Holmes y Watson hasta Moriarty, pasando por Mycroft, la casera, Lestrade... Es una delicia verlos a todos en nuestra época, usando móviles de última generación y sms en lugar de telegramas, viendo el blog del dr.Watson en lugar de sus manuscritos y viéndoles coger taxis en lugar de carruajes de caballos. El 221B de Baker Street sigue siendo su home, sweet home, aunque claro, hay otros elementos modernizados. Como, por ejemplo, que Watson venga de la guerra de Afganistán, un detalle al principio del piloto que me gustó mucho.

Estos pequeños detalles marcan una diferencia muy grande con respecto a adaptaciones anteriores, y si bien puede dar un poco de miedo la idea tengo que decir que el salto de estos siglos les ha sentado genial a ambos protagonistas. Y ni qué decir tiene que esa season finale ha sido totalmente demoledora. Hacía mucho tiempo que no pasaba tanta tensión con un final de temporada, al borde de la silla, alucinando con todo lo que veía y con el convencimiento de que tanto la BBC y las series británicas no habrían podido entrar en mi vida de mejor manera.

Espero su siguiente temporada ansiosa no, lo siguiente. Pero hasta septiembre me tocará tener paciencia. Tendré que seguir viendo miniseries inglesas para resarcirme, claro. Entre ellas esas adaptaciones históricas recomendadas por Felipe de Serieína (Downton Abbey, que acabo de empezar, Orgullo y Prejuicio, Norte y Sur, Bleak House...) y la también minisierie y también inglesa Luther. Ya os contaré mis impresiones.

6 comentarios:

  1. Todavía no he visto Sherlock, pero por supuesto tengo pensando hacerlo. Espero que te gusten esas series que tanto recomiendo yo :)

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gustó lo de la guerra de Afganistán.
    El piloto fue de los mejores que he visto nunca, maravilloso guión de Steven Moffat.

    ResponderEliminar
  3. Pendiente la tengo aún, peor me interesa mucho ver como han hecho la adaptación del clásico al siglos XXI.

    ResponderEliminar
  4. No sabía que habías estado malita... espero que no sea nada... por cierto esta serie puede estar bien... me la apunto!!!

    MJ

    ResponderEliminar
  5. He terminado de ver hace un rato el tercer episodio. Magistral, es todo lo que puedo decir.

    Por cierto, me lo he pasado pipa con los continuos comentarios de la gente cuando creen que Sherlock y Watson están liados xD

    ResponderEliminar
  6. ¡me encantó la serie de Sherlock! hablé en mi blog sobre ella nada más terminármela. Una serie muy densa, pero muy divertida y con un gran Sherlock Holmes! Los actores protagonistas están genial!

    ResponderEliminar