sábado, 29 de mayo de 2010

Mis primeras series

Bueno, igual no las primeras primeras porque tampoco me voy a remontar a mi feliz infancia llena de dibujos animados ni a mi adolescencia viendo ficción nacional (véase Compañeros, Hospital Central, El Comisario... a las que puede que les dedique una entrada en su momento). Más bien me refiero a las que vinieron un poco después y que me convirtieron, realmente, en una seriéfila.

Realmente son todas ellas series con las que ya me he acostumbrado al doblaje español (esas sobremesas de las cenas viendo series con mi madre hacen mucho). Por ejemplo recuerdo haber visto una gran parte de Smallville así, en verano después de cenar. Con Friends también me pasa eso de la costumbre de las voces y el doblaje: después de tragarme todas las repeticiones en Cuatro ya no les asocio otras voces a los protas de una de mis series favoritas. Lo mismo añado con otras series más recientes (o no tanto): Dexter, Buffy Cazavampiros, El Mentalista, Anatomía de Grey y Mujeres Desesperadas. Aunque a estas dos últimas me enganché ya vía portátil por recomendaciones de amigos, todo hay que decirlo.

Ays, qué ganas tengo de que llegue ya por fin mi verano dedicado a ver series, anime y películas... Creo que entonces sí podré saturar el blog de entradas y no como ahora, que apenas tengo tiempo de ver series y mucho menos de escribir sobre ellas. Malditos exámenes universitarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario