viernes, 10 de junio de 2011

La serie adecuada en el momento adecuado

Llevo todo el día pensando acerca de si existe o no un momento adecuado para ver cada serie, y si de existir sería aplicable a todas o sólo a algunas. Esta filosófica y seriéfila reflexión viene por el estrés continuo de tener un mes y medio de exámenes (primero los de mayo, ahora los de junio), que no me parece nada adecuado para ponerme con algunas de mis series previstas para el verano. Me he dado cuenta de que en este estado de ánimo y con esta limitación de tiempo que es ver sólo series en los ratos de descanso del estudio no puedo ver, por ejemplo, Breaking Bad. No consigo conectar con ella, no la disfruto. Y no la disfruto porque me he dado cuenta también de que no quiero ver un capítulo en el descanso del estudio y sabiendo que tendré que dejarla al acabar el capítulo para ponerme a estudiar, a pesar de que quiera seguir viendo más y más. Yo lo que quiero es verla cuando no tenga ninguna de esas limitaciones, cuando pueda ver tres capítulos seguidos si me apetece, o cuatro, o los que sean. Quiero no estar estresada cuando le dé al play para poder centrarme del todo en las aventuras de ese químico loco que me ha parecido entrañable en los 3 capítulos que he visto. Por eso de momento la voy a dejar aparcada hasta julio. En julio acabo exámenes y además ese mes no trabajo, así que seré libre para seriear hasta que se me cansen los ojos. Entonces será el momento adecuado para ver esa primera temporada tan corta de Breaking Bad casi del tirón y poder disfrutarla como quiero y como creo que se merece, sin presiones externas. Tengo ganas de que llegue ese momento, por cierto.

Pero esto que me pasa con Breaking Bad no me pasa con todas las series. No a todas necesito dedicarles el momento justo, sino que casi cualquier momento es bueno para ellas.Son, eso es cierto, series menos complejas como Urgencias, las Gilmore o The Closer. También como Bones, United States of Tara o Arrested Development. No me molesta ponerme un sólo capítulo de estas sabiendo que luego tendré que ponerme a estudiar ni necesito verlas en un estado de ánimo adecuado. Sin embargo, creo que con Fringe puedo decir casi lo mismo que con Breaking Bad, necesito poder centrarme en ella sin tener limitación de tiempo o sin mil cosas rondándome en la cabeza relacionadas con los estudios.

Así que no sé cómo será para el resto de los seriéfilos, pero para mí algunas series sí necesitan su momento adecuado para poder disfrutarlas como yo quiero. Otras, sin embargo, me encajan sin problema en casi cualquier momento. Cosas curiosas de la vida de una seriéfila.

3 comentarios:

  1. Yo sí creo que existe un momento para cada serie, pero que depende más de como estés acostumbrado y de tu rutina. Por ejemplo, para mí ya es tradición comer viendo Los Simpson, y realmente no podría ver Los Simpson si no es a esa hora, porque siento que estoy restando tiempo de ver otras series.

    ResponderEliminar
  2. Ademas de lo que comentas, que es cierto,a mi me ha pasado que hay muchas series, que quizas las ves y mientras las ves, te das cuenta de que no es el momento para verlas, ya no por examenes, tiempo u otros motivos, sino que sientes que no estas preparado.
    Arrested Development fue un ejemplo, vi algun episodio y no me llegó, pero luego hubo en dia, en el que hice click, y no pude parar.
    Y lo mismo me esta pasando ahora con Buffy, no solo son mejores los de la 2ª temporada, tambien me noto en el momento adecuado para verla.
    Asi que por mas que Breaking Bad es de mis series de cabezera, no puedo mas que darte la razon y decir, que esperes al momento adecuado, que lo disfrutaras y mucho

    ResponderEliminar
  3. Yo no sólo creo que exista un momento para cada serie, sino un tiempo para cada serie. No es lo mismo ver The Wire o Buffy con 20 que con 30 años. El problema siempre es encontrarle ese momento y ese tiempo así que muchas veces hay que ir probando ;P

    Saludicos.

    ResponderEliminar