sábado, 18 de enero de 2014

La perturbadora India Stoker



La primera peli que ha caído en este 2014 es nada más y nada menos que Stoker, una de las películas más populares del año pasado y mi debut con el director coreano Chan-Woon Park, aunque no será la última película suya que vea. Sin ir más lejos ahora mismo recuerdo que tengo pendientes Old Boy y Thirst.


Lo primero que me llamó la atención de esta película fue lo poco detallada que estaba su sinopsis en todas partes. Brevemente, contaba que tras fallecer el padre de India Stoker su hermano Charlie se traslada a vivir con ella y con su inestable madre. Nada es lo que parece ser, y por supuesto tampoco nadie. Charlie e India son los auténticos protagonistas, dejando a un lado a la madre, bien interpretada por Nicole Kidman. India es nada menos que Mia Wasikowska (que a mí ya me encantó en como Alicia en la película de Tim Burton) y a Charlie lo interpreta Matthew Goode (que yo recuerdo de Watchmen).



Desde el principio se nota la buenísima fotografía, cosa que hace que en casi todos los momentos sea una peli hipnótica y cueste despegar los ojos de la pantalla. Todos los adjetivos que se me han ocurrido para la película también se le pueden aplicar a India: sobrecogedora, misteriosa, retorcida, perturbadora... A veces se vuelve un poco confusa intentando ser retorcida y dando la información a cuentagotas para luego contarlo todo en la última media hora. Aun así y a pesar de la sensación rara con la que te deja (y de ese final que me ha hecho abrir los ojo como platos), Stoker ha sido una buena manera de iniciar el año y una película que no vale con dejar que te la cuenten. Nada de eso, no basta con leer opiniones ajenas. Stoker hay que verla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada