domingo, 22 de septiembre de 2013

Los primeros pilotos de la temporada

Después de dejar el blog como nuevo con nuevo fondo, nuevos colores y sobre todo nueva cabecera (gracias como siempre a Jotha por photoshopearme todo lo que le pido), nueva entrada, para que no se diga que lo de volver al blog no va en serio. 

Ya ha empezado otro curso seriéfilo y como siempre tenemos un montón de pilotos para ver y para valorar a ver si van a seguir con nosotros el resto del año o no. Todavía no han salido todos pero para no hacer entradas demasiado largas voy con los que ya he visto hasta ahora, emitidos o filtrados (al final la entrada me ha quedado larga de todas maneras, qué le vamos a hacer). Intentaré hacer alguna entrada más resumiendo los siguientes pilotos que se emitan. A mí me encanta que filtren pilotos porque así puedo ir adelantando trabajo y empezar a descartar todas las que no me voy a quedar, y de hecho son todos filtrados excepto Sleepy Hollow y Brooklyn Nine-Nine.


The Goldbergs es el primer despropósito piloto del que voy a decir unas palabras. Breves, porque el piloto no da para más. Una serie ambientada en los 80 que nos muestra una familia con sus más y sus menos y esa estética ochentera que fue la única que me hizo gracia. No me reí una sola vez en todo el capítulo, y eso que se supone que es una comedia. Como ya imaginaréis, no quiero volver a saber nada de ella. Next.


En la misma línea tenemos Trophy Wife, otro intento de comedia sobre una rubia sin
gracia que acaba casándose con un hombre que tiene un pasado a tener muy en cuenta: tres hijos y dos ex mujeres, por lo que ella pasa a convertirse en la joven y atractiva tercera esposa. Por supuesto hay todo tipo de malentendidos con las dos ex mujeres, que no están muy contentas de verla en la película, no se entiende con los hijos, y todos esos tópicos de este tipo de situaciones. El niño chino me hizo gracia al principio, pero consiguió el récord de parecerme inaguantable al terminar el capítulo. No me ha llamado para nada la atención, así que otra que tampoco seguiré.

Tercera comedia de esta tanda de pilotos: Welcome to the Family. En principio esta sí me la quedo. No sé si definitivamente (porque igual en unas semanas me arrepiento y la abandono) pero de momento veré algunos capítulos más porque con esta sí que me reí. Dos familias de lo más diferente que se ven obligadas a llevarse bien (cosa que les resulta tremendamente difícil) porque sus hijos, el chico con notas perfectas que viene de una familia hispana y la chica que se ha graduado en el instituto de milagro y sin muchas aspiraciones en la vida, tienen una relación y resulta que hay un bebé en camino. No es la serie del año pero consiguió hacerme reír unas cuantas veces y me pareció simpática, que es todo lo que le pedía. A ver cómo evoluciona después de unos capítulos. A modo de curiosidad, la madre del chico hispano es Justina Machado, que igual os suena de Private Practice o de la más reciente The Fosters.

Back in the Game es otra comedia más entre las que se han quedado flojas, al menos para mi gusto. Una madre recién divorciada y ex estrella de beisbol con un padre de lo más petardo que acaba entrenando a un equipo de niños marginados entre los que está, por supuesto, su propio hijo. El piloto no ha estado tan mal (mucho mejor que The Goldbergs, eso sí), pero me da una pereza infinita, así que no seguiré con ella porque mi tiempo es breve y tiendo a ser de descarte rápido. Si más adelante veo que toma un rumbo que me puede interesar la recuperaré, como ya he hecho con otras antes (véase Elementary o Body of Proof, que al principio no me gustaron y en la segunda oportunidad se convirtieron en series que he disfrutado mucho).

Ironside uno más de los muchos procedimentales de polis que tenemos ya rondando. Lo que pretende diferenciarle del resto es su protagonista, un policía en una silla de ruedas que a pesar de todo no duda en correr cualquier riesgo para seguir liderando a su equipo y atrapar a los malos. La verdad es que ninguno de los personajes me ha parecido nada del otro mundo y no han conseguido que la serie me atraiga nada, así que el piloto me ha parecido correcto pero aburrido. No es el horror, no te desesperas viéndolo pero sí notas que le falta algo, una chispa que te haga implicarte un poquito con lo que estás viendo. De momento no seguiré con ella.

Masters of Sex nos lleva con William Masters (especialista en fertilidad) y Virginia Johnson (su asistente), pioneros en el estudio de la sexualidad humana en los años 60. El doctor Masters está llevando a cabo un estudio (sin autorizar, por cierto) sobre el sexo y la respuesta del cuerpo a estímulos, orgasmos... todo un tabú en la sociedad de la época. El tema es original, el piloto ha estado bien y no tengo nada que reprocharle, pero no hemos conectado mucho (no es por ti, es por mí). Esta es una de las que dejo en la recámara, echaré un ojo a ver qué opinan los que siguen con ella a final de temporada y si veo que tiene muy buenas críticas quizá le dé otra oportunidad.



Sleepy Hollow es, de lejos, el piloto que más me ha gustado. Un mundo fantástico con brujas, bestias extrañas y un montón de cosas inexplicables. Ichabold Crane, el hombre que le cortó la cabeza al misterioso jinete de Sleepy Hollow que a todos nos suena hayamos leído o no la narración original de Irving, despierta de repente en una cueva en pleno siglo XXI. 250 años de diferencia entre su mundo y el nuestro y una policía, la teniente Mills, que aunque parece reacia al principio acaba convenciéndose de que realmente Crane es quien dice ser y pertenece a otro siglo. Una historia con secretos, traiciones, antiguas tradiciones, aquelarres de brujas, hechizos y magia por todas partes que espero que no baje el nivel en siguientes capítulos. No soy la única que opina que es el mejor piloto en lo que llevamos de temporada, y ojalá sea una serie que nos dé grandes momentos y la mezcla realidad-fantasía que yo buscaba en Once Upon a Time y que no encontré allí.

Brooklyn Nine-Nine, para mi sorpresa, otra comedia. Creo que este es el año que más comedias he visto, aunque sólo me quedo con Welcome to the Family y con esta. Una comedia de polis a cada cual más rarito, que empieza con la llegada de un nuevo jefe, que resulta ser más estricto que el anterior pero que no es tan duro como parece. La pareja de detectives protagonistas es simpática y como ya digo están a cada cual más pirado en esa comisaría, así que el piloto me ha resultado bastante divertido. De momento se queda conmigo unos capítulos más a ver cómo sigue, pero si sigue como en el piloto me va a dar una buena dosis de desconexión y risas semanal, que nunca vienen mal.



3 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Mira que no soy seriefilo pero si esta bien la serie de Sleepy Hollow me gustaría verla.

    ResponderEliminar
  3. La que más esperé y me encanta es Masters of Sex me gusta como van trazando esta relación entre los personajes principales y sus descubrimientos sobre la sexualidad, que hicieron famosos a los científicos pioneros de este tema, una belleza.

    ResponderEliminar