miércoles, 9 de octubre de 2013

Otra de pilotos (tardíos)

Quería dejar pasar un poco de tiempo para hablar de la siguiente tanda de pilotos y al final he dejado pasar más tiempo del que me gustaría. Se me han acumulado ni más ni menos que nueve pilotos, casi nada (eso me pasa por no sacar ni media hora para terminar las entradas xD). En mi anterior entrada (Los primeros pilotos de la temporada) hablé de ocho series nuevas de las cuales me quedé con tres (Sleepy Hollow, Brooklyn Nine-Nine y Welcome to the Family), y ya os adelanto que de estas diez me quedo con dos.

Empezamos con un drama del FBI llamado The Blacklist. A mí me ha recordado mucho a una mezcla entre The Following y las charlas de Hannibal Lecter con Clarice. Tenemos a un famoso criminal que se entrega al FBI y quiere ayudar a capturar a otro criminal, con la condición de hablar solo con una agente a la que parece unirle una extraña relación, aunque en principio no se conozcan de nada, y que es totalmente novata. De hecho todo esto sucede en su primer día en el FBI. Me sonaba muy interesante pero no podía parar de compararlo con Lecter y Clarice, como ya he dicho, y ninguno de los personajes me llamó nada la atención. Me pareció un piloto aburrido y fácilmente olvidable.


De Mom y Dads voy a hablar muy poquito porque no me apetece mucho revivir sus pilotos. Tenemos por un lado (Mom) a una madre que ha sentado la cabeza y por fin está limpia de las drogas y que intenta tener buena relación por su hija. Y por otro (Dads) los padres pesados de unos amigos que se van a vivir con ellos. Sinceramente, a cada cual más patético. En todas las temporadas tenemos algunos estrenos que dan vergüenza ajena y estos han sido los de este nuevo curso seriéfilo. Supongo que algún valiente habrá que siga viéndolas pero conmigo que no cuenten. Si no queréis ver los pilotos siquiera ya os digo que no os estáis perdiendo nada en absoluto.

Unos empleados de una gasolinera, cada uno con sus historias y sus circunstancias y necesidades, ganan la lotería. Esta es la premisa básica de Lucky 7, ese piloto en el que pasaban de la comedia al drama en cuestión de fotogramas, llegando a resultar confuso a veces. Ni los personajes ni la manera de desarrollar el capítulo me gustaron nada así que no me tembló el pulso para mandarlo a la papelera. Al final acabé desconectando por puro aburrimiento y lo quité a falta de unos 10 minutos para que terminase el piloto. Como podéis imaginar no voy a perder más el tiempo con ella y algo me dice que no tardaremos mucho en verla cancelada. Desde que escribí la entrada hasta que la he publicado les ha dado tiempo a cancelarla después de 2 capítulos xD.

La que sí me gustó bastante fue The Crazy Ones, aunque me daba un poco de miedo que lo de juntar a Robin Williams y a Sarah Michelle Gellar no saliese nada bien al final estoy contenta con el resultado. Robin Williams es Simon Roberts, un gran publicista que trabaja con su hija, Sydney Roberts (Sarah Michelle Gellar), y lo hacen de una forma bastante peculiar. Los secundarios me parecieron interesantes y que en el primer capítulo contasen con una sorprendentemente graciosa Kelly Clarkson es otro punto a su favor. De momento seguiré con ella, a ver si evoluciona bien, porque esta sí que me hizo reír.


The Michael J. Fox Show la acabé viendo un poco de rebote. Al principio ni siquiera contaba con ella pero al leer varios comentarios positivos por Twitter decidí bajarme el piloto y también el segundo capítulo, que se emitió la misma noche. Y tengo que decir que me ha sorprendido gratamente. Nos encontramos a un presentador de noticias que después de ser diagnosticado de Parkinson pasa cinco años dedicado por entero a su familia después de dejar el trabajo. Su familia, un poco harta de sus constantes atenciones, decide que lo mejor para todos es que vuelva a trabajar y con la ayuda de su antiguo jefe consiguen convencerle. Es una serie tierna y fácil de ver, pero echo en falta ese punto de comedia que esperaba encontrarme. Porque es una comedia, pero en realidad no me hace reír mucho. Es extraño que quiera quedarme con una comedia que no me hace reír como esperaba, pero la verdad es que te encariñas con la serie enseguida y la verdad es que no me apetece dejarla, al menos de momento. 

Betrayal es un culebrón que bien podría emitirse en Nova o en plan peli de sobremesa en Antena 3. Pero no un culebrón rollo Revenge, cuya primera temporada me gustó y me entretuvo bastante, si no uno de los malos, con personajes super estereotipados incluidos y que te hacen alejarte todavía más de la serie. Vamos, que no engancha ni por actores y personajes ni por trama, así que no me lo he tenido que pensar mucho para dejarla fuera.


El de Hello Ladies en realidad no es un mal piloto. A mí me ha parecido bastante decente y con posiblidades. Es una comedia sobre un hombre sin ningún éxito con las mujeres que no para de intentar ligar y de probar nuevas formas de acercarse a las mujeres. No parte de una mala premisa y me la quedaría si no fuera porque no consigo conectar con su humor. Y como ante eso no hay nada que hacer, pues otra menos. Como no es una comedia con un humor al uso es a lo que se arriesgan, pero creo que es mucho mejor eso que hacer un piloto como el de otras comedias que hemos visto esta temporada (The Goldbergs, Dads, Mom... por poner algunos ejemplos).



Super Fun Night me ha decepcionado. Es una de las que esperaba con cierta curiosidad pero todo un capítulo de Rebel Wilson intentando ser graciosa con bromas sobre su peso ha sido suficiente. No aguanto a la abogada mala malísima y manipuladora, al jefe que vive en la inopia y las amigas de Rebel Wilson me han resultado de lo más irritante. Y yo que pensé que podría ser una de las que me quedase... con ver la mitad del capítulo ya sabía que eso no iba a suceder. Aunque con todas las comedias siempre corro el riesgo de que el piloto no me guste nada y luego más adelante lea a todo el mundo encantado con ella y me dé por darle otra oportunidad, quién sabe.

No hay comentarios:

Publicar un comentario