domingo, 17 de enero de 2016

Anacleto nunca falla

Anacleto: agente secreto es la segunda película que he visto este 2016 y la primera que me ha gustado de verdad. Tenía mis dudas sobre esta película española que se estrenó en septiembre del año pasado, pero me alegro de haberle dado una oportunidad porque no paré de reírme durante toda la película. Me pareció tan surrealista y tan divertida que necesitaba hablar de ella en el blog.


¡¡ATENCIÓN: SPOILERS DEBAJO DE LA FOTO!! 



Nunca he sido excesivamente fan de Quim Gutiérrez (no por ninguna razón en especial, es sólo que no he visto muchas películas suyas) pero sí lo soy de Imanol Arias, nuestro Antonio de Cuéntame, y cuando ví el trailer de Anacleto él fue mi mayor razón para querer ver la película. Hasta que no empecé a verla no me dí cuenta del pedazo reparto que tiene: Carlos Areces, Rossy de Palma, Berto, José Corbacho, Silvia Abril, Buenafuente, Eduardo Gómez y Alexandra Jiménez. Casi nada. Así que pensé que el reparto prometía una buena película y asi fue.

Quim Gutiérrez es Adolfo, un guardia de seguridad de lo más vago y aburrido que hay, al que su novia Katia (Alexandra Jiménez) le deja precisamente por eso. Ella quiere aventuras, viajar, irse a la India como médico voluntario. A él le basta con la Play y el sofá. Y ahí es donde entra en acción Anacleto (Imanol Arias), el padre de Adolfo. En una misión se le escapa su archienemigo, Vázquez (el genial Carlos Areces), que decide hacerle daño a través de su hijo. Y allá que van a intentar secuestrar a Adolfo. Es entonces cuando Anacleto tiene que confesarle a su hijo que no es un charcutero corriente que vive en una masía. Su trabajo como agente del GT (que a mí se me pareció mucho a la TIA de Mortadelo y Filemón) deja flipando a su pobre hijo. Y empiezan los líos.

Tranquilo, hijo, te lo puedo explicar

Esta película nos ha regalado momentos tan geniales como ver a Anacleto sacando una pistola del culo de una vaca o contándole a su hijo que es agente secreto cuando él le descubre triturando a un hombre en la máquina de los embutidos, a Adolfo pegándose con un chino y destrozando toda la casa mientras su novia duerme a pierna suelta, y el desayuno familiar en casa de Katia y Martín. Imprescindible Rossy de Palma como madre de Katia y Martín, la escena del suero de la verdad, el asesinato de la vieja... Cada momento de ese desayuno es mejor que el anterior. 

Y no puedo pasar por alto al personaje de Martín, jefe y mejor amigo (único, seguramente) de Adolfo. Descubrimos que también es hermano de Katia cuando se pegan en la discoteca y a partir de ahí el personaje de Berto llena la pantalla cada vez que aparece.

Que te den, James Bond, nosotros molamos mucho más

No puedo dejar de recomendaros esta gran película, perfecta para un buen rato de risas. Cumple de sobra con el eslogan del agente secreto: Anacleto nunca falla. Prometía risas y buenos ratos y eso nos ha dado.
Y yo prometo descubrir a Quim Gutiérrez este año, que ya va siendo hora (y no, no es sólo por que el muchacho esté de buen ver).

Mi puntuación (en Trakt.tv): 8/10

1 comentario:

  1. a mi la peli me pareció de esas malas pero que te hacen reír de lo malas y surrealistas que son. Entre el nombre de la peli, los actores (sobre todo Imanol Arias) y los personajes no puedo con ella pero no niego que me riera mucho.

    ResponderEliminar