martes, 24 de abril de 2012

Razones para renovar Body of Proof

A pesar de que me costó cogerle cariño me gusta mucho Body of Proof, esa serie con la que la cadena estadounidense ABC nos tiene en ascuas al no darnos ni una pista sobre si la renueva o no. Comenté brevemente aquí que el piloto no me gustó mucho y que no me convencían los secundarios pero decidí darle otra oportunidad (ya sabéis que todo lo que lleve las palabras "procedimental" y sobre todo "forense" tiene que acabar en mi pantalla tarde o temprano), y aquí comenté lo mucho que me había entretenido la primera temporada durante el verano del año pasado. He ido siguiendo la segunda temporada a ritmo USA y ahora que estamos, en palabras de FollowMyTv, "on the bubble" y no sabemos si renovará o no quiero dar algunas razones por las que espero que renueven a Megan Hunt y a sus compañeros.


La principal es que aunque la premisa de Body of Proof no ofrezca nada en especial, no es original ni novedosa, la serie es muy entretenida. Es una serie ligera, divertida, que te permite desconectar el cerebro durante 45 minutos y no te pide nada a cambio. Es una de esas series que puedes ver mientras comes, o mientras esperas que te entre el sueño, o mientras descansas de un maratón de estudio. Desconectas, haces teorías sobre el asesino, aciertas o no, te ríes. Eso es lo que ofrece desde el primer capítulo, sin ninguna intención de aparentar ser más de lo que es. Puro entretenimiento, como buen procedimental.

Los secundarios, a pesar de que en mi primer visionado del piloto no me gustaran, van ganando puntos con cada capítulo y se convierten en un pilar base de la serie. Se les coge cariño, igual que a Megan Hunt, y en ocasiones dan un punto de frescura muy necesario. Los casos a los que se enfrentan han ido desde lo más sencillo hasta la epidemia que vimos en la recta final de la segunda temporada y eso se agradece.

En definitiva, puede que Body of Proof no sea un producto innovador o sorprendente pero sí muy entretenido que me encantaría que tuviera tercera temporada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario