miércoles, 24 de agosto de 2011

Nueva oportunidad para Megan Hunt



Ya le dí una oportunidad a Body of Proof cuando se estrenó, allá por marzo de este año, y no me convenció. La ví muy light, muy llena de tópicos y la deseché. Demasiadas series por ver y muy poco tiempo, ya sabéis. A pesar de que me gusta Dana Delany no me volví a acordar de su serie de forenses hasta que AdictoTv, de Querida Tele, comentó que la estaba viendo por Twitter. El verano, esa época de descanso de mi neurona, me hizo querer darle otra oportunidad. Ya sabéis que yo es oír eso de "serie de forenses" y me emociono que te cagas.

El caso es que Body of Proof no ofrece nada nuevo que contar: Megan Hunt, exitosa neurocirujana que después de un accidente de tráfico ya no puede ejercer más y se mete a forense. Ayuda a la poli, como suele pasar en estos casos, y tiene unas relaciones familiares muy complicadas porque siempre antepone el trabajo a su familia. A pesar de no ofrecer nada nuevo, entretiene y los nueve capítulos de la primera temporada se me pasaron volando. Una le coge mucho cariño a Megan y quiere verla evolucionar a través de los capítulos, verla darse cuenta de algunas cosas y replantearse otras. También, claro, están los personajes secundarios que le dan mucho juego a la serie: la jefa de Megan, doctora Kate Murphy, sus compis de laboratorio y la pareja de detectives con los que al principio no se lleva muy allá. También aparecen su ex marido y su hija, a la que apenas ve porque vive con su padre y no es que tengan ambas una relación muy fluida que digamos.

Megan evoluciona, y da gusto acompañarla por esta cortísima primera temporada. Espero que la segunda, que llega ahora en septiembre, se me pase igual de volada de lo que lo ha hecho la primera. Vuelve, doctora Hunt, que te echo de menos y ya te he cogido cariño.

2 comentarios:

  1. Pues me alegro mucho de que le dieses una segunda oportunidad, a mi me gustó mucho la serie y quiero ver ya la segunda temporada.

    Que bueno es el verano para las segundas oportunidades seriefilas, eh?

    ResponderEliminar
  2. El verano es genial para poder dar nuevas oportunidades y probar con series nuevas para ir definiendo cómo va a ir el invierno siguiente... ¡Me encanta el verano seriéfilo! ^^

    ResponderEliminar