martes, 28 de enero de 2014

La esperada vuelta de Pesadilla en la cocina

Ayer fue un gran día para los que echábamos de menos al chef Alberto Chicote, y es que volvió el programa Pesadilla en la Cocina y además lo hizo con una doble entrega. Cierto es que no nos ha dado mucho tiempo a echarle de menos porque hace poco terminó Top Chef, del que era presentador y jurado, pero donde más nos divertimos con Chicote es sin duda en estas visitas a los restaurantes más raros y peor gestionados del país.

Ayer tuvimos de todo: cucarachas (por partida doble, no nos podemos quejar de lo que ya es un clásico) a pesar de que los cocineros habían limpiado las cocinas antes de la llegada del programa, dueños maleducados, dueños sin sangre en las venas, cocineros prepotentes, comida que nadie en su sano juicio se atrevería a probar e incluso la aparición estelar de la Virgen del Rocío. Casi nada.

Aquí Chicote intentando razonar con el dueño maleducado
En el primer programa Chicote se enfrentó a una taberna de Huelva en la que faltan adjetivos para definir al dueño. Inmaduro, maleducado, mentiroso, egocéntrico, incapaz de controlar sus ataques de ira, capaz de dejar el servicio a la mitad porque la Virgen del Rocío "le llamaba", ¿he dicho ya maleducado? Semejante personaje gritaba a todo el mundo y se ponía como un energúmeno con el más mínimo contratiempo. No sé cómo Chicote tuvo tanta paciencia con él ni cómo su marido y sus padres le han aguantado toda la vida. Queda para la historia de la televisión el momento en el que el dueño tiraba platos y destrozaba su local mientras gritaba "me cago en la Virgen del Carmen". No puedo añadir nada más a eso. En honor de este personaje @elhematocritico (grande de twitter comentando tanto Top Chef como este programa) creó el hashtag #ChicotevsHulk, todo un acierto para definir la primera entrega.

Chicote alucinando con la comida oscilante
En el segundo programa el protagonista fue un restaurante ruso en Madrid, creado hace 30 años por uno de los niños de la guerra que ahora se lo ha dejado a su nieta. Ni la nieta ni el marido (pegado todo el rato a la botella) tenían mucha sangre en las venas, pero lo peor eran los cocineros, que se escudaban en que ni los dueños ni Chicote eran rusos y por tanto no conocían la cocina rusa. Igualito que los cocineros del restaurante indio Sagar, que vimos también en el programa. Muy cabezotas además, no hay más que ver al que se despidió porque insistía en que el lomo y el solomillo eran piezas sacadas del cuello del animal y claro, Chicote no le dio la razón. Eso sí, al menos estos cocineros no echaron al chef de su cocina tal y como hicieron los del Sagar.

Pesadilla en la cocina ha vuelto en plena forma para hacernos disfrutar y sufrir a partes iguales. Anunciaban en algunos avances el retorno de Chicote a los restaurantes de las dos temporada pasadas para ver cómo seguían las cosas tras el paso del programa, cosa que me parece todo un acierto y que yo estoy deseando ver. Además este es uno de los programas que gana todavía más comentándolo en twitter mientras lo vamos viendo. Esto del visionado social es todo un invento, ¿verdad? Esperemos que no baje el ritmo del programa para seguir amenizándonos las noches de los lunes.

miércoles, 22 de enero de 2014

Impresiones sobre los primeros pilotos del 2014

En lo que llevamos de año ya hemos tenido unos cuantos pilotos intentando abrirse hueco en nuestra parrilla seriéfila. Algunos lo conseguirán y se quedarán con nosotros, tal vez unos pocos capítulos, tal vez nos gusten tanto al avanzar que nos las quedemos enteras. Otros no tendrán tanta suerte. Voy a hacer un breve repaso de los pilotos que llevamos hasta ahora. Repaso mucho más breve (apenas una mención) para:

Helix: no me ha llamado lo suficiente la atención como para verla. No soy muy de ese rollo, así que no creo que la vea.
Intelligence (US): otra que tampoco me llamaba mucho la atención y a la que no le he hecho ni caso.
Killer Women: no aguanté el piloto entero así que no puedo decir mucho. El argumento me gustaba, pero no hay por donde cogerla. No puedo dejar de mencionar la música, un tanto extraña. No creo que dure mucho en antena.
Chicago PD: no voy a verla hasta que llegue al menos a la mitad de la segunda temporada de Chicago Fire.


Bien, vamos ahora con las que sí he visto en condiciones y puedo opinar algo más.

Enlisted, una comedia sobre un super soldado que tras pegar a un superior en Afganistán tiene que volver a la retaguardia a enseñar a los patosos novatos, entre ellos sus dos hermanos. No es nada del otro mundo pero a mí me ha entretenido y tiene algún golpe gracioso. He visto los dos primeros episodios y creo que de momento me la quedo, no sé cuánto tiempo, pero como ando algo escasa de comedias no me viene mal. A ver qué tal se porta, porque empecé así con Brooklyn Nine-Nine (un poco "bueno, vamos a ver qué pasa") y ahora es de las que espero con más ganas todas las semanas. El tiempo dirá si estos soldados tienen la misma suerte.

Aunque también se han emitido ya dos capítulos de Bitten sólo he visto el primero. Ya hemos tenido más series sobre brujas, vampiros y más seres paranormales últimamente pero todavía no teníamos hombres y mujeres lobo. El piloto ha sido interesante aunque, como suele suceder en estos casos, sólo es una presentación y será en los siguientes capítulos donde veremos si realmente merece la pena o no. Yo de momento me la quedo para ver por dónde quiere ir.

True Detective es lenta e intensa, y ninguna de esas dos cosas me ha gustado especialmente. No creo que haya sido un mal piloto o que sea una mala serie, pero a mí me ha aburrido soberanamente. Lástima, porque era la que más esperaba de todas, aunque me temía que pudiera pasar algo así. Por muy buena serie que sea, a mí no me gusta, así que sin remordimientos no me la quedo.

De Looking casi puedo decir lo mismo que diría si me preguntasen por Girls: mi problema con ella son los personajes. No me gustan nada de nada, no me atraen, me impiden disfrutar de la serie. Y ese es un problema que no tiene solución, así que esta también va para la papelera.

The Musketeers me ha dejado bastante fría y no sólo porque apenas se parezca a la obra de Dumas (que por cierto me encanta desde la adolescencia). No tenía muchas expectativas y por lo que ha mostrado el piloto he hecho bien. Se me ha hecho eterno y estaba deseando que pasase algo que me hiciera entrar un poco en la serie, pero después de casi una hora no he encontrado nada. Y viendo las licencias que se va a tomar con los personajes y la historia casi que mejor la dejo aquí.

Tenía bastantes esperanzas puestas en Black Sails (aunque siendo sincera ni siquiera sé muy bien por qué) y el piloto me ha aburrido soberanamente. Por favor, si alguien más quiere hacer una serie de piratas que se esfuerce un poco porque yo quería unos piratas con los que pasármelo bien y no una serie en la que me quedé con la sensación de no haber visto más que culos, tetas y cosas que no aportaban nada al piloto. Fuera.

Como veis esta tanda de pilotos ha sido un poco decepcionante, casi como las anteriores. Supongo que la falta de tiempo hace que a algunas series no les dé más capítulos de margen, pero bueno, siempre me queda la opción de recuperar alguna más adelante si veo que puede interesarme. Aunque no creo que me vaya a apetecer recuperar ninguna de las cuatro que ya he descartado. Ahora sólo queda esperar que los siguientes me gusten algo más.

sábado, 18 de enero de 2014

La perturbadora India Stoker



La primera peli que ha caído en este 2014 es nada más y nada menos que Stoker, una de las películas más populares del año pasado y mi debut con el director coreano Chan-Woon Park, aunque no será la última película suya que vea. Sin ir más lejos ahora mismo recuerdo que tengo pendientes Old Boy y Thirst.


Lo primero que me llamó la atención de esta película fue lo poco detallada que estaba su sinopsis en todas partes. Brevemente, contaba que tras fallecer el padre de India Stoker su hermano Charlie se traslada a vivir con ella y con su inestable madre. Nada es lo que parece ser, y por supuesto tampoco nadie. Charlie e India son los auténticos protagonistas, dejando a un lado a la madre, bien interpretada por Nicole Kidman. India es nada menos que Mia Wasikowska (que a mí ya me encantó en como Alicia en la película de Tim Burton) y a Charlie lo interpreta Matthew Goode (que yo recuerdo de Watchmen).



Desde el principio se nota la buenísima fotografía, cosa que hace que en casi todos los momentos sea una peli hipnótica y cueste despegar los ojos de la pantalla. Todos los adjetivos que se me han ocurrido para la película también se le pueden aplicar a India: sobrecogedora, misteriosa, retorcida, perturbadora... A veces se vuelve un poco confusa intentando ser retorcida y dando la información a cuentagotas para luego contarlo todo en la última media hora. Aun así y a pesar de la sensación rara con la que te deja (y de ese final que me ha hecho abrir los ojo como platos), Stoker ha sido una buena manera de iniciar el año y una película que no vale con dejar que te la cuenten. Nada de eso, no basta con leer opiniones ajenas. Stoker hay que verla.

miércoles, 1 de enero de 2014

Especial fin de año (II): 12 meses, 12 series en 2014

Lo primero de todo: ¡¡feliz año nuevo seriéfilo 2014!! Aunque mi intención era hacer algún especial más de fin de año (al menos uno más) y hacerlos antes de que terminase el año, he estado bastante desconectada del ordenador así que me conformo con terminar este. Si en el anterior hablaba de las series que más he disfrutado en este 2013, en este traigo 12 series que quiero que tengan protagonismo y un espacio especial en mi 2014, bien porque quiero empezarlas o porque ya las tengo empezadas y quiero ponerme al día o seguir viéndolas. Son las siguientes (sin ningún orden específico). 

1. The Good Wife. Creo que ya es hora de que le de a esta serie de abogados la oportunidad en serio que se merece. Me lo lleva pidiendo ya un tiempo y aunque tenga que esperarme a verano o a terminar alguna otra serie para tener más tiempo 2014 será el año en el que le dé por fin después de varios intentos fallidos una oportunidad muy seria a Alicia Florrick.

2. Veronica Mars. Hace mucho que tengo a esta joven detective esperando su momento en mi disco duro externo. La pobre es muy paciente y como ya es una serie terminada ni se queja ni hace ruido ni nada de nada, pero aprovechando la noticia de que habrá una película creo que es el mejor momento para ponerme con ella, que además es cortita y tiene pinta de ser de las que enganchan y hacen pasar un rato agradable.

3. Gilmore Girls. La tengo ya empezada, que conste, y ví las dos primeras temporadas. Estoy enamorada de ella y es una de las que sufre eso de "si la devoro y la termino ya no tendré más capítulos por ver y sufriré mucho" (con Six Feet Under me pasó eso mismito). Pero claro, así me estanco y no las veo. Total, que por mucha pena que me dé terminarla en algún momento tendré que disfrutar de la serie entera. 

4. ER (Urgencias). Voy por la cuarta temporada de esta gran serie de médicos y, a pesar de que me gusta mucho Anatomía de Grey, hay que reconocer que esta es LA serie de médicos. No pretendo terminarla toda entera este año (ni de coña me daría tiempo) pero sí dejar de hacer parones tan largos con ella, tener más continuidad, porque me gusta mucho aunque a veces la deje apartada por otras que están en emisión ahora.

5. Doctor Who. El Doctah. Estoy totalmente enamorada de la serie, y eso que sólo voy por la primera temporada. Me propongo ver un capítulo como mínimo por semana, para darle cierto ritmo y ayudarme a no devorarla y quedarme pronto sin capítulos. 

6. Person of Interest. Después de leer cosas buenas de esta serie por twitter me ha picado la curiosidad y me apetece empezar con ella y darle una oportunidad. Quiero aguantar mínimo hasta la segunda temporada, porque por lo visto la primera es más floja y mejora mucho en la segunda. Ya os contaré.

7. The Closer y Major Crimes. Van juntas porque va a ser todo en uno, terminar con las aventuras de Brenda y seguir con el spin-off del resto de su equipo, a ver qué tal. The Closer me gusta mucho, aunque después de un gran maratón con ella la dejé apartada para no saturarme. Bueno, vale, y también porque me daba mucha penita que se terminase. Algún día me lo haré mirar, lo prometo.

8.Pretty Little Liars y Ravenswood. Otras dos que van juntas exactamente por el mismo motivo que las anteriores. A pesar de los spoilers que me he tragado de PLL (unos buscados y otros no, todo hay que decirlo), tengo ganas de saber qué más les puede pasar a estas mamarrachas tan divertidas y ver qué tal su spin-off. Es muy absurda, pero precisamente por eso la estoy disfrutando (quién me lo iba a decir).

9. Secret Diary of a Call Girl. Ver a Hannah/Belle me animó el verano, y quiero darle un empujoncito a lo que me queda de la serie, porque a pesar de ser cortita la tengo ahí un poco parada porque una cosita que hizo Hannah no me gustó nada de nada y... lo dejo aquí que no quiero spoilear a nadie. El caso es que ha llegado la hora de reconciliarme con esta muchacha y ver cómo termina su serie.

10. Raising Hope. Es la comedia que tengo en reserva para cuando me quedo sin capítulos de las que sigo a ritmo de emisión. Me encanta esta familia y quizá para cuando se empiece a emitir la siguiente temporada ya esté al día y tenga que buscarme otra para tener en la recámara, al menos esa es mi idea principal.

11. Shameless US. Llevo queriendo ver esta serie mucho tiempo y al final me pasa lo de siempre, que nunca encuentro el momento. Y como el momento no va a llegar si no busco yo, en un año me tiene que dar tiempo de sobra a encontrarle un rato a esta familia tan... peculiar.

12. Sons of Anarchy. La niña mimada de mis ojos con la que llevo mucho retraso, por cierto. Pero eso se acabó, me pondré al día como se merece, reviviendo nuestro enamoramiento desde el principio y disfrutando de nuevo de cada momento que me hizo quedarme con la boca abierta. Este es el año de mis moteros favoritos.

Extra. Como propósito extra quiero dejarle también un pequeño espacio a las películas, mis grandes olvidadas. Al final sólo veo películas cuando estoy con mi novio y cuando estoy en casa le doy más prioridad a las series, y no paro de acumular más y más películas que quiero ver. No debería ser tan difícil ver una película por semana, unas 52 en total al año, ¿verdad? Pues aunque sea el propósito que más me cueste de todos, vamos a ver qué tal lo llevo.