miércoles, 28 de marzo de 2012

Preestreno de la 5ª temporada de Mad Men

Como ya comenté por el perfil de facebook del blog, gracias a Canal + pude asistir ayer al preestreno de los dos primeros capítulos de la 5ª temporada de Mad Men en el Cinesa Proyecciones de Madrid. Sólo un día después de su estreno en USA, blogueros, prensa y ganadores de concursos varios pudimos disfrutar de esta doble premiere que fue una auténtica delicia. 



¡Entrada libre de spoilers!

Mereció la pena hacer el maratón de la 4ª temporada en tan sólo una semana para poder asistir al preestreno, y es que en pantalla grande todo se ve mucho mejor.

La tarde comenzó con unos cócteles y reunión de chicas tuiteras y blogueras. Si la memoria no me falla, acudimos a la cita Marina (@missmacguffin), Noemí (@torpedama), Amparo (@verleh), Silvia (@scresposan), Bichejo (@Bich75), Nerea (@nerea_hd), Pilar (@pilartaratoruga) y servidora (@enmipantalla).

Después toco ir al Cinesa Proyecciones a ver de un tirón los dos capítulos que daban comienzo a la 5ª temporada, en VOSE y en pantalla bien grande. En el cine había un ambiente espectacular y allí todos reímos a carcajada limpia, porque los chicos y chicas de Sterling Cooper Draper Pryce han vuelto más ácidos e irónicos que nunca. Don, Joan, Peggy, Pete, Megan, Roger... Creo que están todos en su mejor momento, aunque mi debilidad siempre son Don, Joan y Peggy.

Y hasta aquí puedo contar sin spoilear la trama de estos dos primeros capítulos que nos han sabido a poco, si por mí hubiera sido me tragaba la temporada entera en pantalla grande y así de bien acompañada. Porque como acabo de descubrir Mad Men se disfruta mucho más en compañía (y en pantalla gigante, claro) y yendo al día con la emisión en USA. Disfrutemos de esta temporada que esperemos que nos deje capítulos tan buenos como estos dos primeros. ¡Larga vida a Don Draper!

(Fotos cortesía de Canal + España, a la que vuelvo a agradecer su invitación al preestreno).

jueves, 15 de marzo de 2012

Ni un sufrimiento más

En mis propósitos seriéfilos para este año me propuse dar unos cuantos capítulos más de margen a las series y no abandonar a la primera de cambio, pero también ser más selectiva con lo que veo a causa del poco tiempo del que dispongo generalmente para ver series (en mayo será peor... pero pasará, y llegará el verano). Esto último me está costando mucho menos de lo que yo pensaba, y es que con mi nuevo lema de "ni un sufrimiento más" mi lista de FollowMyTv está mucho más despejada y me agobio menos por ver tantos capítulos pendientes. Si lleva unos cuantos capítulos haciéndome sufrir y aburriéndome con su visionado, fuera. Si me da pereza sólo de pensar en bajarme el capítulo semanal, fuera. 

Al principio me parecía una forma un poco drástica de limpiar mi parrilla seriéfila pero es tremendamente efectiva. No hay piedad ni siquiera para las series que todo el mundo adora pero a mí no me seducen mucho. Y es que en cuestión de gustos no hay nada escrito y yo soy feliz con los míos. Pasé de de continuar con How I Met Your Mother porque no paraba de esperar cosas de ella que no me daba.Tampoco puedo esperar que sea mi añorada Friends porque no lo es, y si no puedo disfrutarla sin más no merecía la pena seguir con ella. Ya comenté que dejé New Girl porque excepto Jess todo lo demás me aburría. Smash también ha caído, me encantó su piloto pero creo que ha ido perdiendo fuerza y cada vez me desesperaba y me aburría más. Por lo mismo tampoco pasé más allá del piloto de The River (que me pareció horrible), Touch o Awake (que no estuvieron mal pero no me sedujeron). 

Por eso mismo la última en caer, hace escasos minutos además, ha sido Suburgatory. Las peripecias de Tessa ya no me decían nada desde hace algunas semanas. Tiene momentos muy buenos pero el resto del capítulo apenas me entretiene, y como ya no la disfruto creo que ha llegado el momento de dejarla antes de que me desespere mucho más. Siempre me queda eso de retomarla si me aseguráis que vuelve a tener capítulos como los primeros. 

No descarto abandonar alguna más, pero todo a su ritmo. Quiero quitarme cosas pendientes que todavía tengo muchas, y con tanta serie que disfruto pendiente no me queda tiempo para las que me hacen sufrir. Ni una más.

jueves, 8 de marzo de 2012

Rodrigo Cortés y sus "Luces Rojas"

El domingo ví por fin "Luces Rojas", la última peli de Rodrigo Cortés. Tengo que empezar diciendo que todavía tengo "Buried" en mi lista de series pendientes así que esto es lo primero que veo del director gallego. Tenía muchas ganas de verla y la verdad es que no me defraudó. 

A modo de sinopsis breve os cuento que en "Luces Rojas" se ve la historia de una investigadora, llamada Margaret Matheson e interpretada por una gran Sigourney Weaver, que se dedica a destapar fraudes en el campo de los fenómenos paranormales junto a su ayudante Tom Buckley (Cillian Murphy). Si ambos actores estuvieron geniales qué podemos decir de Robert de Niro interpretando a Simon Silver... Silver es un psíquico que Matheson no parece querer investigar y que acaba convirtiéndose en una obsesión para su joven ayudante. Tom Buckley va a hacer todo lo posible por descubrir cuál es el secreto de Silver y poder destaparle como un fraude, con todas las consecuencias que esto conlleva.

¡Spoilers de la trama a partir de aquí!

Si ya hemos mencionado que el cast es genial también hay que decir que los personajes están muy bien construidos, y la historia engancha con sus giros y sorpresas. La muerte de la doctora Matheson, la aceptación de Silver a someterse a un experimento para probar que de verdad tiene poderes, todo lo que sucede en torno a Buckley (los pájaros muertos, todo lo que se rompe...) son cosas que te mantienen pegado al asiento y absorben toda tu atención. Uno no puede evitar pasarse toda la peli haciendo teorías: o bien Silver es un psíquico de verdad, o el truco tiene que ser increíble para que no le descubran en el experimento... Y cuando se dan cuenta de la sincronización de los relojes yo lo primero que pensé es que mediante el sonido del segundero se ocultaba una especie de código o algo así. Nada más lejos... El final es impresionante, con la revelación de que Silver no es ciego y Buckley reconociendo que él sí es un auténtico psíquico y montando el numerito en el teatro... flipante. Es un gran final para una buena película que no decepciona en absoluto.