miércoles, 26 de enero de 2011

Tópicos vampíricos




Adoro los vampiros, es un hecho. Me gustan tanto que hasta leí los 4 libros de Crepúsculo y oye, me entretuvieron mucho y hasta me gustaron. Por eso sabía que en algún momento tenía que darle una oportunidad a The Vampire Diaries. Por eso y porque después de leer un par de recomendaciones blogueras creo que se merecía esa oportunidad. Moltisanti en su "Carrusel de Series" nos dió "10 razones para ver The Vampire Diaries" y Manganxet nos dejó este regalo en "TV killed the movie star": "Mi nueva obsesión, The Vampire Diaries".


Así que hoy he visto el piloto. Después de leer las entradas de Moltisanti y Manganxet, amén de alguna más, me quedó claro que el piloto y los siguientes capítulos son malos a morir. Así que me armaré de paciencia para superar los cuatro o cinco primeros capítulos a ver si me engancho y no tengo que seguir buscando un guilty pleasure. Pues sí, el piloto me ha parecido indescriptible. Todo lleno de tópicos adolescentes salpicado con unos cuantos tópicos vampíricos. Peeeero tiene algún punto que puede hacerla interesante si es verdad eso de que mejora. Damon me ha gustado mucho más que Stephan, claro. El caso es que creo que si en algún momento deja de entrarme la risa tonta cuando los capítulos son tan malos puede que me enganche. De hecho creo que el motivo de que muchos seriéfilos estéis tan enganchados es que después mejora mucho y no tiene nada que ver con los primeros (y horribles) capítulos.

De momento tiene mi voto de confianza, a ver cómo evoluciona. Que yo quiero mi placer culpable, jo.

jueves, 20 de enero de 2011

Fringeada (con spoilers del piloto)

Puede que el título suene algo ridículo, pero no se me ocurre una forma mejor de describir mi estado tras ver el piloto de Fringe. Es como estar shockeada, pero más a lo bestia. Tenía Fringe ahí, esperandome, en mi disco duro, desde hace bastante tiempo. Pero como esto de la ciencia ficción nunca me ha gustado demasiado no le había hecho caso, a pesar de todas las alabanzas blogueras y twitteras que he leído. Hoy, no sé por qué, me ha parecido un buen momento para darle una oportunidad y probar con una serie diferente. Y vaya si lo agradezco ahora. Han sido 81 minutos de tensión y alguna lagrimilla. Nunca un piloto me había enamorado así, y mira que he tenido amor a primera vista con algunos pilotos (Sons of Anarchy o Six Feet Under, sin ir más lejos).

Olivia Dunham es impresionante. Consigue que nos lo creamos todo. Está desesperada y me ha sido imposible no desesperarme con ella. Peter Bishop tiene pinta de guardar algunos secretos de esos que impactan. Walter Bishop es impresionante también. Es brillante y muy muy raro. Me encanta. Y me ha encantado todo el piloto de principio a fin. Creo que no le ha sobrado ni le ha faltado nada. Desde ese principio con Olivia y John en el motel, el accidente del avión, lo de John, todo el asunto de recurrir a Walter, el experimento, el tal Steig, ese finalazo con la persecución de John después de descubrir de qué lado estaba y la escena final, absolutamente increíble. ¿De qué van los de Massive Dinamics? ¿Todos los capítulos me van a mantener así de emocionada? ¿Por qué he estado 3 años de mi vida sin ver esta maravilla? Se ha colado ya en mi lista de series favoritas y creo que no es para menos. Adoro Fringe.

miércoles, 19 de enero de 2011

Decidiendo series nuevas

Llega la midseason y con ella un montón de series nuevas. Además, ya he acabado los exámenes y hasta mayo ya no tengo más exámenes gordos, así que eso me deja más tiempo para seriear, que en este último sprint estudiantil lo he echado de menos. Así que caerá alguna serie nueva por esta pantalla (que, por cierto, fue brevemente la pantalla de mi netbook y ahora es una en condiciones, con su fullHD y todo y no veáis lo que se nota a la hora de seriear, es una pasada).

Tal y como me pasó a principios de esta temporada, apenas hay series que me llamen la atención. Episodes en su momento me pareció curiosa, y con Matt al mando decidí darle una oportunidad, y eso haré. Tengo bajados los dos primeros episodios y los veré, a ver si me convence. La otra que voy a intentar de esta midseason es Off The Map. Juré y perjuré que no le daría una oportunidad a la nueva serie de médicos de Shonda, que ya tuve bastante con Anatomía de Grey (que dejé en su 5ª temporada, creo recordar, por motivos diversos y que nunca he retomado). Pero al final caeré. Esta noche se emite el segundo capítulo así que mañana veré el piloto y si me gusta pues seguiré con ella. Aunque tengo que decir que no tengo muchas esperanzas puestas en ninguna de las dos.

En cuanto a estrenos de anime de invierno, seguiré Dragon Crisis! y Yumekui Merry porque soy correctora de ambas en el fansub RKB. Yumekui Merry me está gustando mucho, de Dragon Crisis! todavía no puedo opinar porque no he visto sus dos capítulos. Le dí una oportunidad a Infinite Stratos (IS), pero no aguanté ni el primer capítulo entero. Y si encuentro algún fansub decente que haga Gosick igual también le echo un ojo, ahora o cuando acabé, no sé.

Tengo más opciones por si acaso no me convencen ni Episodes ni Off The Map. Las opciones más probables para aterrizar por aquí: Medium, Fringe, The Vampire Diaries, The Good Wife... Sin olvidar que en mi disco duro tengo un montón de opciones más que tengo que ver: Sherlock, Luther, Twin Peaks, Veronica Mars, Band of Brothers, The Wire, Dead Set, Downton Abbey, Kings, In Treatment, Rome, Treme, Rizzoli & Isles, Terriers, Mistresses, Breaking Bad... y seguro que me dejo alguna. Será por series.

viernes, 14 de enero de 2011

Thank you, Brenda

A falta de un par de capítulos para acabar la 1ª temporada de The Closer hay dos palabras del diccionario seriéfilo que la describirían perfectamente: must see. Poco más puedo decir yo que no haya dicho ya Adri en esta genial entrada de Hablando de series: "Sobre Brenda y otras virtudes de The Closer", pero tenía que dedicarle una entrada a Brenda y a su equipo de Homicidios Prioritarios.





The Closer se basa sobre todo en Brenda Johnson, es evidente, porque Brenda es carismática, enigmática y genial. Por sus "thank you" con múltiples facetas, por esa ironía que desprende a veces, por ser un personaje femenino tan fuerte y tan bien construido, por su manera de relacionarse con todo lo que la rodea. Pero Brenda tiene un gran equipo que hay que destacar, porque sin ellos The Closer no sería la sombra de lo que es. Su jefe, Will Pope, su equipo, Provenza, Daniels, Sánchez, Gabriel, Lao, el capitán Taylor de Robos y Homicidios que parece empeñado en hacerle la vida imposible a Brenda, Fritz del FBI que le ha venido muy bien a Brenda. Y también Kitty y sus gatitos, no puedo evitar mencionarlos también.

En resumen, que me encanta The Closer por los personajes, pero también por los casos. Es un procedimental que cuenta muy buenas historias, y eso se agradece. Los interrogatorios que lleva Brenda siempre son geniales. A pesar de su próximo final estoy segura de que The Closer me va a dar muy buenos ratos seriéfilos. Me alegro un montón de haberla incluido en mi lista de propósitos seriéfilos de 2011 y de haberla empezado antes de que acabara incluso el 2010.

viernes, 7 de enero de 2011

Las irregularidades de Patrick

El Mentalista es una serie que, desde mi punto de vista, nunca ha sabido encontrar su equilibrio. Puede ser muy buena y puede ser extremadamente aburrida, incluso a veces puede ser ambas cosas dentro del mismo capítulo. Y eso es lo que me hace desesperarme con ella. Los mejores capítulos son, indudablemente, los de la trama de John el Rojo. Es verdad que esta trama está más presente en esta 3ª temporada que en las dos anteriores, pero aun así sigue sin atraparme del todo. El último capítulo emitido antes del parón de Navidad ("Jolly red elf") me aburrió como nunca pensé que lo harían Jane y los suyos. Tuve que pasar casi la mitad del capítulo y ver directamente el final para no morirme de sopor. Últimamente El Mentalista no me está aportando nada, y eso hace peligrar su continuidad en esta pantalla. Más vale que Jane y Lisbon se pongan las pilas porque tengo poco tiempo para seriear, y aunque sea una gran fan de los procedimentales y de las series de polis y demás si sigue así acabaré abandonandola.

Venga, Patrick, avanza un poco más en el asunto de John el Rojo que es lo que todos queremos ver. En serio.

miércoles, 5 de enero de 2011

Adorando a los Fisher

Vamos con la primera entrada del año. Y esta no podía ser sobre otra serie que no fuera la que me está cautivando este recién empezado 2011: Six Feet Under. Era el propósito de este año que más ganas tenía de cumplir y apenas he podido empezar a esperarlo. Ya había visto hace tiempo sus primeros capítulos y me pareció muy buena serie. Pero ahora, en el momento adecuado y, por supuesto, en VOSE, la cosa cambia. Six Feet Under es enorme. Para mí, a la altura de Mad Men y es que ambas me parecen dos obras de arte desde su primer minuto. Tienen su universo en el que te sumergen desde el principio y al acabar los primeros capítulos te das cuenta de que ni puedes ni quieres salir de él.

Six Feet Under es un gran drama familiar. Hace más o menos un año yo hubiera dicho que los dramas familiares no eran ni mucho menos mi pasión, pero la cosa cambió cuando conocí a mis queridos moteros de Sons of Anarchy (que es, principalmente, un drama familiar) y después a los Fisher. Ahora me rectifico: adoro los dramas familiares. Por eso, cuando acabe Six Feet Under la siguiente en la lista es Brothers & Sisters, a la que también tengo muchas ganas. Pero yo he venido aquí a hablar de los Fisher, y voy a ello.

Como podréis encontrar en todas las sinopsis de la serie (y, por tanto, no lo considero spoiler ya que esta entrada es sin spoilers) cada capítulo de la serie comienza con una muerte. Porque claro, los Fisher tienen una funeraria, Fisher & Sons. La primera muerte, la del piloto, es la del patriarca de la familia. Es la ocasión que aprovechan para presentarnos a la familia. El difunto Nathaniel Fisher Sr, que aparecerá recurrentemente en la serie para alegría de los espectadores, su mujer Ruth, toda una caja de sorpresas, y sus hijos: David, Nate y Claire. David es otra caja de sorpresas, un gran personaje interpretado por un gran actor: Michael C. Hall, nuestro adorado Dexter Morgan. De la mano de David conocemos a Keith, cuya visión de las cosas me encanta. Nate acaba mudándose desde Seattle para hacerse cargo de Fisher & Sons junto a su hermano David. Brenda, la mujer que conoce nada más llegar, es un personaje absolutamente adorable. Tiene una locura que hace imposible no quererla. Me encantan Brenda y sus locuras. Y la hija pequeña, Claire. Claire es genial. Rebelde, incomprendida y con unos cuantos traumas por vivir en una familia tan poco común. Pero es única y a mí se me hace muy fácil identificarme con ella.

Six Feet Under tiene un reparto maravilloso y unos personajes maravillosos. Una serie es grande cuando tiene todos los elementos: grandes personajes interpretados por grandes actores, una buena trama y una buena realización. Y los Fisher tienen todo eso. Con apenas la mitad de la primera temporada tengo la certeza de haber empezado una serie que va camino a la grandeza a pasos agigantados. Y me encanta.